En mayo de 2019 se puso en marcha la segunda planta solar fotovoltaica de la Base Artigas en la Antártida. Para este proyecto, ABB Uruguay donó equipamiento (un inversor ABB tipo UNO-DM de 6kW y todos los elementos de protección eléctrica), brindó capacitación técnica a los instaladores y acompañó todo el proceso de configuración y puesta en marcha de la instalación.

Esto se realizó en el marco del proyecto “Antártida Sostenible” del Instituto Antártico Uruguayo, un organismo encargado de programar y desarrollar operaciones científicas, tecnológicas y logísticas.

El objetivo fue incrementar la generación de energía eléctrica renovable del lugar e ir sustituyendo progresivamente el uso de combustibles fósiles, que hasta el año 2017 eran el único medio de generación de energía. Con esta instalación, se alcanzan los 7.2kW de energía fotovoltaica, que representa casi el 10% del consumo en la Base Artigas durante el verano.

Además, fortalece el éxito obtenido en el año 2018, con la instalación de la primera planta solar de la Base, que también recibió el apoyo de ABB. Como resultado, el emplazamiento gana mayor autonomía energética, minimiza el impacto ambiental y aumenta la sostenibilidad de sus operaciones en el continente. El ahorro económico por la reducción del uso de combustible, se destina a otras actividades científicas.

La instalación de los paneles de esta nueva planta se hizo sobre una estructura metálica inclinada, fija al piso y diseñada para tolerar las condiciones climáticas adversas de la Antártida, que incluyen rachas de viento de hasta 200 km/h, temperaturas por debajo de los -40°C, acumulación de nieve de más de 1m y mucha salinidad en el ambiente.

Como corazón de la planta se encuentra el inversor ABB tipo UNO-DM. Este equipo se encarga de inyectar a la red eléctrica toda la energía generada en los paneles, a la vez que permite monitorear en tiempo real y controlar la planta en forma remota a través de Internet.

Esta iniciativa se logró gracias a la estrecha colaboración de varias organizaciones uruguayas, como el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), la empresa de energía UTE, el Instituto Antártico Uruguayo (IAU) y de Smart Green Uruguay (SGU) como instalador. Por parte de ABB, el proyecto fue liderado por el Ing. Francisco Manfredi.

De esta forma ABB aporta su experiencia de más de 135 años de liderazgo tecnológico y más de 25 años en el sector de la energía solar para colaborar con el desarrollo científico en Uru-guay.