Alemania creará una planta de 100  MW de potencia a gas (ptg) que convertirá la energía eólica en hidrógeno y metano verde. Será instalada en Linden y comenzará operaciones en el año 2023. Alemania tiene dos objetivos energéticos muy concretos, como abandonar el uso del carbón y eliminar la energía nuclear. Para ayudar a alcanzar estos objetivos, el país se ha propuesto la ejecución de un proyecto de producción de hidrógeno llamado HyBridge, que será llevado a cabo en colaboración con Open Grid Europe (OGE), uno de los principales gestores de redes de transporte de gas en Europa. Dos tercios del gas natural consumido en Alemania fluyen a través del sistema de gasoductos de esta empresa.

Amprion GmbH es uno de los cuatro operadores de sistemas de distribución de electricidad en el país. La empresa fue fundada en 1928 y tiene su sede en Dortmund, Alemania, con una oficina adicional en Pulheim. La intención es crear un sistema de almacenamiento eficiente para los excesos de energía que producen los parques eólicos ubicados en el norte de Alemania.

Está previsto la construcción de una planta de 100 MW de potencia que convertirá la energía eólica en hidrógeno y metano verde. La propuesta incluye la infraestructura para la distribución del combustible. La tecnología de energía a gas juega un papel clave en la conversión del  sistema energético. Permite convertir la electricidad verde en hidrógeno y utilizarla en otros sectores. También permite utilizar la infraestructura de gas para almacenar energías renovables.