Estudiantes de 3er grado del Instituto Juvenilia en Mar del Plata presentan “Ayudando al ciclo del agua”, un sistema de demostración que transforma líquidos con sustancias peligrosas en agua apta para el consumo humano, con el objetivo de llevar conciencia a la población sobre el uso sustentable del agua. Inspirados a partir de un aprendizaje sobre responsabilidad socioambiental a cargo de Fluence Argentina, el grupo dará a conocer su creación en la feria de ciencias de su colegio, el 18 de julio.

Convocados por Marta Fernandez, la directora del Instituto Juvenilia, la iniciativa de los chicos recrea un proceso de reúso de efluentes llamado EcoBox de la compañía Fluence Argentina, que incluye tecnologías de Ultrafiltración, Ósmosis Inversa y Radiación Ultravioleta. Lucas, Benjamín, Facundo y Nicolás, se proponen enseñar tanto a sus compañeros como a los adultos sobre cómo se recicla el agua desde los orígenes del planeta, solo que, con tecnología, ya que tomamos el mismo agua que los dinosaurios. Tras estudiar y experimentar sobre el tema, durante la feria de ciencias expondrán y operarán una mini planta de producción de agua potable a partir de tierra de la calle, sales, pimienta, colillas de cigarrillos, y otros contaminantes.

Este proceso de reúso de efluentes ya es utilizado por muchos países como Israel, EE. UU., Singapur, España, Emiratos Árabes, Brasil, entre otros. Además de producir agua potable de la misma calidad de cualquier agua embotellada, estos países evitan el descarte de efluentes en ríos y mares, previniendo la contaminación de dichos recursos. En Argentina, si bien unas pocas empresas ya han incursionado en este tema, hay una gran falta de conocimiento y no vemos a un efluente como una fuente de agua potencial, mismo en lugares acostumbrados a la sequía.

La amistad y la preocupación por el agua que consumimos los argentinos:

Mejores amigos y apasionados por el medio ambiente, Lucas, Benjamín, Facundo y Nicolás replicarán el proceso de reúso de efluentes que realiza a gran escala la depuradora EcoBox de Fluence Argentina. Este proceso también surgió de la mano de un grupo de amigos recibidos en la Universidad Nacional de Mar del Plata, entre ellos, el Ingeniero Alejandro Sturniolo, padre de Lucas, uno de los chicos que harán la presentación en su escuela.

Desde Fluence Argentina informan que “muy pocos de los 40 millones de argentinos, por más que hayan estudiado el ciclo del agua, saben que este puede reproducirse tecnológicamente y que un efluente puede volver a ser agua potable”. Por tal motivo, como parte de sus acciones de Responsabilidad Socioambiental, brindaron en el Instituto Juvenilia una capacitación sobre el tema, crítico para la sociedad actual y futura. A partir de esto surgió el interés de los chicos que harán la muestra, donde además se podrá consumir dicho agua, y verificar que la tecnología puede ayudarnos a tener un futuro con más agua y menos contaminación.

Esta iniciativa se genera en un contexto mundial en el cual las reservas de agua potable se encuentran en una crisis sin precedentes según informes de la OMS, UNICEF y otras organizaciones mundiales, por lo que resulta imperioso avanzar culturalmente en relación al reúso de efluentes.