El Sistema de Información y Alerta Temprana de Sequías del Sudoeste Bonaerense (SIAT) fue presentado ayer, junto a un índice de sequía para la zona, en un encuentro realizado en Bahía Blanca, Buenos Aires. Se trata de una iniciativa de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable para enfrentar la problemática de los suelos frágiles en las regiones semiáridas de nuestro país.

La misión de este sistema es emitir alertas a través de reportes de fácil acceso (cliquear para visitar) que pueden consultarse a través de Internet y procuran el conocimiento anticipado de amenazas de origen natural capaces de ocasionar daños en el ambiente y a las personas. Contar con la información para elaborar los informes trimestrales es posible gracias a la compra e instalación, por parte de la Secretaría, de 12 estaciones meteorológicas en los partidos bonaerenses de Patagones, Puan y Villarino.

El SIAT surge por la necesidad de articular un espacio mancomunado con instituciones que trabajan en la materia y contribuir a mitigar el impacto del cambio climático en el sudoeste bonaerense. Es así que en 2015 comenzó a funcionar como órgano técnico especializado y encargado de recolectar, procesar y analizar datos relevantes para comunicar y contribuir en la toma de decisiones de actores que intervienen en los sistemas productivos de la región.

El sistema está conformado por el Centro de Recursos Naturales Renovables de la Zona Semiárida (CERZOS), las estaciones experimentales agropecuarias (EEA) del INTA Hilario Ascasubi y Bordenave, la Universidad Nacional del Sur y el Servicio Meteorológico Nacional, junto al apoyo de los municipios de Patagones, Puan y Villarino. Es implementado a través del proyecto “Aumentando la Resiliencia Climática y Mejorando el Manejo Sostenible de la Tierra en el Sudoeste de la Provincia de Buenos Aires” (SOBA), liderado por la Secretaría de Ambiente de la Nación, financiado por el Fondo de Adaptación de Naciones Unidas y administrado por el Banco Mundial.

La apertura del evento estuvo a cargo de la directora nacional de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio de la Secretaría de Ambiente nacional, Dolores Duverges, quien indicó: “El encuentro nos permitió ratificar la iniciativa, que venimos llevando adelante desde 2015, para la continuidad del sistema de alerta temprana que facilita a los productores anticipar los efectos climáticos y mejorar la gestión de los riesgos asociados a la sequía. Los reportes permiten acceder a la información climática con tres meses de anticipación y así estar preparados para la ocurrencia de estos desastres naturales y mitigar sus impactos”.

También estuvieron presente autoridades y representantes de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la Universidad Nacional del Sur (UNS), el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la provincia de Buenos Aires (OPDS), Ministerio de Agroindustria bonaerense, la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, distintos municipios de la provincia, instituciones públicas y privadas locales y regionales, junto a productores y asesores técnicos de la región.