PRESENTE conversó con Fabiana Casal, presidente de Sri Sri Ayurveda Argentina, empresa que desembarcó hace seis meses en el país.

Cada vez son más las empresas que ven en la RSE un camino posible. Sri Sri Ayurveda es una de ellas. La empresa de cosméticos nacida en la India abrió sus operaciones hace seis meses en la Argentina. Con una mirada y una estrategia de negocios que apunta al desarrollo sustentable, conversamos con Fabiana Casal, actual presidente de la compañía en el país. Esto fue lo que nos contó.

1. ¿Cuál es tu visión global y la de la compañía sobre la RSE en la Argentina?
Somos una empresa establecida en la India desde el año 2003, con presencia en Europa, USA y Canadá. En Argentina desembarcamos hace 6 meses y estamos desarrollando nuestra propia identidad local.  Apuntamos a ser una empresa sostenible en todos los aspectos y estamos conscientes de que esta es una conquista que se logra día a día, trabajando en conjunto con todos los actores de la sociedad para potenciar resultados y contribuir a la construcción de un mundo mejor. En este sentido, actualmente, estamos trabajando para aplicar a certificarnos como empresa B.

2. ¿Qué acciones en materia de Responsabilidad Social y Sustentabilidad están llevando adelante en este momento y cuáles han sido las más relevantes?
Queremos generar un impacto positivo en el mundo. Sabemos que la forma de expandir la alegría individual es compartiendo la alegría universal. Es por eso que colaboramos vigorosamente en fomentar la educación y disminuir la violencia y el estrés de la sociedad mediante la participación activa y el financiamiento en proyectos llevados a cabo por IAHV y la Fundación El Arte de Vivir a través de sus programas de Vulnerabilidad.

Acciones más relevantes a nivel internacional:
• Más de 40.000 chicos reciben educación gratuita gracias al programa de educación que apoyamos.

• Más de 10,6 millones de árboles fueron plantados.

• Más de 200.000 personas fueron formadas para que puedan realizar cultivos orgánicos

• Más de 49.500 campos de higiene y 25.950 campos medicinales beneficiaron a 577.400 personas.

• Más de 3819 casas, 15.000 baños, 1199 pozos de agua y 904 plantas de bio-gas fueron creados.

• Más de 120.000 internos tomaron el curso PRISON SMART que brinda la Fundación el Arte de Vivir para disminuir la violencia dentro de la cárcel y así colaborar en la reinserción social.

• Más de 203.220 jóvenes fueron capacitados para ser líderes sociales, llevando herramientas a las zonas marginales para disminuir el estrés y las adicciones a través del programa específicos.

• 55 modelos de comunidades integradas beneficiaron a 115.000 personas.

3. Dichas acciones, ¿están alineadas con las estrategias de negocio de la compañía?
Si, absolutamente. Uno de nuestros objetivos principales es dar a conocer la milenaria ciencia del ayurveda y los beneficios que trae para nuestra salud integral.

4. ¿Existen propuestas dentro de la empresa para que los empleados puedan participar de iniciativas de RSE?
Creemos que la actitud de servicio surge de nuestro interior. Es por eso que todos nuestros colaboradores son personas que están a disposición de la sociedad, personas que meditan a diario, y vuelcan su positivismo en cada momento de sus vidas. Participamos a todos de las iniciativas y los apoyamos a que se sumen.

5. ¿Qué mensaje (o consejo) le darías a las empresas que aún no han desarrollan esta área y qué desean dar el primer paso hacia la sustentabilidad?
Entendemos que la naturaleza es parte de nosotros y nosotros somos parte de la naturaleza. Es por eso que necesitamos cuidar el medio ambiente como si nos estuviésemos cuidando a nosotros mismos. Todos desde nuestro lugar podemos sumarnos a lograr un mundo amigable y sustentable.
Al principio puede plantearse como un gran desafío, lo importante es saber que cada vez somos mas los que estamos involucrados, y podemos ayudarnos mutuamente.

6. ¿Cómo se puede lograr para provocar un cambio cultural para que la Responsabilidad Social forme parte de la cultura de nuestra sociedad?
Personalmente, considero que el factor determinante para provocar este cambio cultural es actuar con ética. Hacer negocios y administrar compañías tomando decisiones basadas en principios éticos. La responsabilidad social toma en cuenta básicamente los impactos de perjuicios respeto a los demás. Manejarse con ética y respeto es clave para lograr un cambio cultural.