El país está desarrollando las energías renovables a un ritmo sin precedentes. Trabaja para aumentar la capacidad de almacenamiento y transmisión, con el objetivo de llegar al 100% de energía limpia en el año 2030.

El sector eléctrico podrá ser 100% renovable en Australia para el año 2030, según un análisis de la Universidad Nacional de Australia. De hecho, está instalando un promedio mayor de energía limpia por persona que la Unión Europea, Japón, China y los Estados Unidos. Entre los años 2018 y 2019, Australia instalará alrededor de 10.400 MW de generación de energía renovable. Esta nueva capacidad está formada por 3.200 MW de sistemas fotovoltaicos en tejados a pequeña escala y 7.200 MW de energía solar y eólica.

La nación podrá contar con un 50% de electricidad renovable para el año 2024. De esta manera cumplirá con holgura el objetivo de reducción de emisiones del acuerdo de París, que preveía un 26%. Este logro se debe al abaratamiento de la electricidad producida por las grandes centrales eólicas y fotovoltaicas. El precio de la electricidad que proviene de las energías renovables es de 50 $ por MWh y continuará en descenso, gracias en parte al desarrollo de sistemas de almacenamiento muy rentables.

De esta manera, el gobierno en Australia está centrado en aumentar la capacidad de almacenamiento y transmisión para entregar energía confiable a hogares y empresas. Los australianos cada día instalan más sistemas de auto consumo en sus hogares.