Bridgestone celebró el Día Mundial de la Eficiencia Energética (5 de marzo) anunciando la renovación de su proyecto en pos de reducir el consumo de energía en sus oficinas y planta de producción.

“Como la compañía de neumáticos más grande a nivel global, la responsabilidad social que asumimos es realmente importante. Por eso, a través de nuestro compromiso Nuestra Manera de Servir, trabajamos con proyectos corporativos destinados a mantener la armonía con la naturaleza, conservar los recursos naturales y beneficiar a nuestra comunidad”, cuenta Rodrigo Escudero, Gerente de Marketing y Comunicaciones de Bridgestone Argentina. “Una de nuestras áreas prioritarias de trabajo es la del cuidado medioambiental, donde buscamos reducir el consumo de energía tanto en nuestras oficinas como en la planta durante el proceso de producción”, aclaró.

Para lograr este objetivo, la compañía plantea una estrategia para reconvertir las luminarias tradicionales en sistema LED y, en armonía con el medioambiente, potenciar los beneficios de esta tecnología a través de la eficiencia energética con un consumo de hasta 85 por ciento menos de electricidad y mayor vida útil con más de 45 mil horas de uso. Además, esta opción brinda luz más ecológica, no sólo por el ahorro energético sino por los componentes químicos que la forman, sin tugsteno o mercurio y resto de productos tóxicos, y, por último, se logrará una baja emisión de calor con un mínimo mantenimiento.

Con esta transformación y el cambio de 125 lámparas el año pasado, la empresa logró reducir el consumo equivalente a más de 140.000 aires acondicionados de 3.500 calorías encendidos por una hora, lo que significa un ahorro de consumo del 60% menos de energía eléctrica comprando con la tecnología tradicional, en un año. Este plan continuará durante todo el 2019, con el objetivo de cambiar 130 luminarias más en toda la planta.

De esta forma, Bridgestone continúa demostrando que es posible ser una industria sostenible y no duda en ser precursora de este cambio de paradigma.