La firma de moda C&A ha reducido la emisión en 116.000 toneladas de CO2 y también ha ahorrado 1.000 millones de m3 de agua, el equivalente a las emisiones anuales de CO2 de más de 70.000 turismos y el agua de 400.000 piscinas olímpicas. Estas son las comparativas que ha obtenido C&A en 2018, gracias a su estrategia global medio ambiental, centrada en el uso de materiales más ecológicos, principalmente el algodón y las fibras celulósicas de origen sostenible, y que acaba de presentar en su Informe de Sostenibilidad Global anual.

Disminuir la emisión de gases invernadero a la atmósfera es una de las prioridades de C&A, que en 2018 redujo su huella de carbono global en un 12%, gracias al uso de materias primas más sostenibles. Actualmente, el 71% del algodón empleado es orgánico o procede de materias suscritas a la iniciativa Better Cotton. Se trata de una organización internacional sin ánimo de lucro que promueve buenas prácticas y estándares en el cultivo de algodón. Como consecuencia de esta estrategia, los materiales reciclados tienen cada vez mayor protagonismo para la compañía, que en Europa vendió 95.000 artículos con algodón reciclado y más de 300.000 con poliéster reciclado en su composición.

Una de las grandes apuestas de C&A por la sostenibilidad se ha visto plasmada en la colección #WearTheChange. Esta serie incluye vaqueros elaborados con algodón reciclado o sobras de tela, chaquetas hechas con poliéster 100% reciclado o camisetas 100 % reciclables, entre otras. Dentro de esta colección, destacamos las camisetas y jeans que cuentan con el certificado Gold Level Cradle to Cradle (C2C). Con las que C&A ya ha puesto en el mercado 4 millones de prendas con este revolucionario sello.