Cabify se convirtió en la primera plataforma de Movilidad como Servicio de América Latina y Europa en compensar el 100 por ciento de las emisiones de carbono producto de su operación. Además, esta compensación será retroactiva y cubrirá lo emitido durante todo 2018, no solo los viajes que se dan por medio de su plataforma, sino también todo lo relacionado con sus oficinas y transporte de empleados, entre otros.

La compañía apoya un proyecto certificado por First Climate que consiste en la protección del medio ambiente en Perú y que impide la liberación de una cantidad de dióxido de carbono equivalente a sus propias emisiones. La decisión de compensar sus emisiones de carbono es parte del compromiso de Cabify de minimizar su impacto ambiental y se articula dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa.

Este compromiso no solo se limita a compensar su huella de carbono, sino que también incluye políticas de reciclaje y ahorro de recursos en sus oficinas así como hacer más ambientalmente responsable toda su operación y cadena de valor.

“Hemos asumido la responsabilidad de nuestro impacto en el medioambiente y por eso hemos decidido que, hasta que llegue el día en el que Cabify funcione con energía limpia, compensaremos cada emisión de CO₂ que producimos”, explica Juan de Antonio, fundador de Cabify.

Por su parte, David Pérez, Director de RSC de Cabify comenta: “Estamos comprometidos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030. El poner en marcha este proyecto impacta directamente en el medio ambiente y es un claro ejemplo de nuestro compromiso. Para nosotros, es una forma más de ser congruentes con lo que queremos ser, un auténtico agente de cambio, que sea inspirador para otros y que contribuya realmente a mejorar las ciudades en las que vivimos”.