La compañía recibió una Mención de Honor en la 5º edición de los Premios Conciencia, un reconocimiento a las empresas comprometidas con un mundo sostenible.

Clorox Argentina, empresa líder en fabricación y comercialización de productos para la higiene y el cuidado del hogar, aditivos para el lavado de la ropa y utensilios de limpieza, fue reconocida por su “Proyecto de Reciclaje Inclusivo” en la 5º edición de los Premios Conciencia.

La distinción reconoce a las empresas por sus acciones corporativas para generar un cambio positivo en el comportamiento de las personas y sus comunidades. Se reconocen los aportes innovadores y creativos para lograr una sociedad más sostenible.

Los temas presentados por los participantes estuvieron relacionados a la educación, el cuidado del medio ambiente, el consumo responsable y los derechos de los ciudadanos. Todas las iniciativas reflejan la contribución de las empresas  para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad.

Las compañías concursantes fueron evaluadas por un jurado multisectorial compuesto por representantes de las siguientes instituciones: Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Superintendencia de Seguros de la Nación, Superintendencia de Riesgos del Trabajo, Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Universidad de Tres de Febrero, Universidad del Salvador, Asociación Argentina de Marketing, Consejo Publicitario Argentino, Observatorio Vial Latinoamericano (OVILAM), Asociación Argentina de Productores Asesores de Seguros, Asociación Civil Minu, Wingu y Fundación Medifé.

Clorox Argentina recibió una Mención de Honor por el “Proyecto de Reciclaje Inclusivo” que  impulsa el cuidado del planeta y el fortalecimiento de las comunidades donde opera. En todas sus sedes, la empresa incluye a distintas cooperativas de recuperadores urbanos en el proceso de tratamiento de sus residuos. En Aldo Bonzi, La Matanza, donde se encuentra su planta principal, acompañaron el desarrollo y crecimiento de la cooperativa local, Reciclando Sueños, con el fin de incorporarlos en el proceso de tratamiento de sus residuos.

Para llevar adelante el proyecto, trabajaron con distintos actores:

• La Cooperativa Reciclando Sueños (conformada en 2001 por cartoneros dedicados a la recolección, reciclado y transformación), gestiona los residuos de la planta de Aldo Bonzi, y a la vez capacita a empleados y comunidad;

• El CONICET desarrolla contenidos y brinda capacitaciones de separación en origen junto a la cooperativa;

• El OPDS y el CARE (organismos ambientales, provincial y municipal respectivamente)  acompañan e impulsan el proyecto,

• Y los empleados de Clorox, forman parte del voluntariado a los vecinos y colegios de la comunidad junto con Asociación Conciencia. A su vez, la empresa contribuyó a la instalación de puntos limpios en las escuelas de manera tal de hacer efectiva esa recolección diferenciada en la comunidad.

“Desde Clorox trabajamos con la firme convicción de que el cambio solo es posible articulando e incluyendo en una misma estrategia de sustentabilidad a empleados, comunidad,  organismos de gobierno y ONGs . Estamos muy contentos por este reconocimiento que es fruto de un gran trabajo en equipo”, comentó Andrea Fernández, Responsable de Comunicaciones Institucionales y RSE.