En el marco del acuerdo entre Coca-Cola de Argentina, el Ministerio del Interior y la empresa social Proyecto Agua Segura, se inauguró la primera cosechadora de agua de lluvia en la comunidad wichí de Rivadavia, Salta. Mientras se avanza en la construcción de otros tres tanques, éste abastecerá de agua apta para consumo a 15 familias.

Si bien la cisterna de la comunidad wichí abastecerá en un principio a 15 familias, la idea es avanzar en la construcción de otros tres tanques para que cada uno provea de agua a cinco familias.

Además del respaldo para construir las “cosechadoras” de lluvia, desde hace dos años Coca-Cola es socia de Proyecto Agua Segura en otras iniciativas para facilitar el acceso al agua de comunidades vulnerables. En 2017 se instalaron 200 filtros purificadores en escuelas rurales y centros comunitarios de 13 provincias, mientras que este año se está cumpliendo con el objetivo de instalar 100 filtros adicionales y 30 bebederos en escuelas municipales de Provincia de Buenos Aires.

Para los niños de este poblado wichí, la cisterna es ahora un nuevo lugar donde jugar. Su color blanco resalta el marrón de la tierra y de los caminos y de los pocos árboles que crecen en esta zona salteña. Ahora sólo queda esperar que la lluvia cumpla su parte y aporte el agua que tanto necesitan.