El secreto no está en medicaciones revolucionarias, sino en el cultivo de una vida saludable cada día: una buena alimentación y la práctica de actividad física, elegida de manera consciente.

Sentirse bien y estar saludable permite disfrutar de la vida al máximo sin importar la edad. Con el paso del tiempo, el cuerpo naturalmente cambia y los músculos, huesos y articulaciones pueden sentirse un poco diferentes. Esto es totalmente normal.

Sin embargo, es en este momento que las personas se vuelven más conscientes de cómo el estilo de vida, el ejercicio físico y una buena nutrición pueden tener un gran impacto en la calidad de vida, cuando son incorporados en la rutina diaria.

Nestlé Health Science, compañía del grupo Nestlé dedicada a la ciencia de la salud, elaboró una columna de interés sobre la evolución y el rol de los suplementos en la nutrición de los adultos mayores de 50.

LOS NUTRIENTES QUE TU CUERPO NECESITA

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la expectativa de vida ha aumentado y aumentará considerablemente entre los años 2005 a 2040. Se determinó que un patrón alimentario equilibrado propicia una mejor condición de salud y contribuye directamente a la prevención y control de las principales enfermedades que afectan a los adultos mayores, como la osteoporosis, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Es por eso que, a medida que pasan los años, algunos nutrientes se vuelven particularmente importantes cuando se trata de mantener el cuerpo fuerte y funcionando con todo su potencial:

  • Proteína

Combinada con ejercicio, ayuda a mantener los músculos fuertes. La masa muscular decrece a medida que pasan los años y puede contribuir a la pérdida de tonicidad, generando sensación de debilidad.

  • Calcio y vitamina D

Nutrientes esenciales que trabajan en conjunto para ayudar a mantener los huesos saludables. Las reservas de vitamina D en el cuerpo pueden disminuir con el paso de los años y esto puede afectar la capacidad para absorber el calcio.

  • Vitamina C

Contribuye con la formación del colágeno, componente clave de las articulaciones para el normal funcionamiento del cartílago y los huesos. Juntos (músculos, huesos y cartílago) tienen un rol relevante en las actividades diarias.

  • Agua

El agua está involucrada esencialmente en cada proceso del cuerpo y la salud física y mental depende de ella. Se recomienda un consumo diario de entre 6 y 8 vasos de líquido.

  • Fibra alimentaria

Ayuda a soportar y mantener un sistema digestivo saludable. Para que la fibra actúe de forma beneficiosa sobre el cuerpo, hay que tomar suficiente líquido.

Sin embargo, con el avance de la edad, la digestión y absorción de los nutrientes puede disminuir, lo que puede comprometer el estado de salud y la necesidad nutricional del individuo.

LA EVOLUCIÓN DE LOS SUPLEMENTOS NUTRICIONALES Y SU ROL EN LA ALIMENTACIÓN

Hace más de 30 años, los suplementos alimenticios se utilizaban para adultos y ancianos. Al principio, eran indicados para todas las edades, contexturas y condiciones físicas, así como para atletas. Con la evolución de las investigaciones en el área, los suplementos se fueron volviendo específicos para cada grupo etario y nivel catabólico.

La elección del suplemento nutricional adecuado tendrá en cuenta diversos factores y podrá ser orientada por el profesional de la salud. De hecho, existen algunas consideraciones que harán que el suplemento nutricional sea un aliado para complementar la nutrición del adulto:

  • La versatilidad del producto para una mejor inserción en la rutina alimentaria.
  • Cantidad de macronutrientes (carbohidratos, proteína y grasas) que aporta por porción y los ingredientes de los que provienen.
  • Tipo de carbohidratos (simples o complejos) que contiene.
  • Cantidad de micronutrientes (vitaminas y minerales) que aporta cada porción de acuerdo a los requerimientos para este grupo etario.

Conclusiones:

  • El envejecimiento exitoso depende de buenos hábitos a lo largo de toda la vida y no sólo después de los 60 años.
  • La actividad física asociada a una alimentación saludable son los mayores responsables del buen estado de salud a lo largo de la vida.
  • Es importante conocer los nutrientes que deben formar parte de la alimentación diaria y sus requerimientos para cada grupo etario, asegurando un aporte adecuado.
  • La combinación de calcio, vitamina D y proteína, junto con un consumo adecuado de carbohidratos, es ideal para los individuos mayores de 50 años.
  • Cuando la ingesta de nutrientes no es suficiente, la suplementación nutricional oral posee sólidos beneficios evidenciados científicamente.

Nunca es tarde para iniciar hábitos de vida saludables. Ya sea eligiendo de manera inteligente los alimentos o comenzando una rutina diaria de ejercicios, es tiempo de pensar en la salud para poder seguir disfrutando de la vida plenamente, con experiencias positivas y nuevas posibilidades en el futuro.