Equipo técnico de respuesta a Emergencia de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) viajó a la zona afectada para ayudar a los damnificados de uno de los terremotos más fuertes de la historia de Ecuador. Se entregaron kits de higiene, agua potable y toneladas de alimentos en lugares críticos.

El terremoto de Ecuador, que se produjo el 16 de abril, con hipocentro frente a las costas de Muisne, en la provincia de Esmeraldas y una magnitud de 7,8 en la escala de Ritcher, causó más de 600 muertes. Ante esta catástrofe, parte del equipo de respuesta a Emergencias de ADRA Internacional (http://www.adraargentina.org), viajó desde Argentina para brindar ayuda y asistencia a los damnificados.

“Esto recién comienza. ADRA evalúa daños y analiza necesidades con su equipo técnico, ocupados en una respuesta a mediano/largo plazo y no sólo inicial. Continúa la entrega de módulos alimentarios y abastecimiento de agua potable, a modo de contención, en comunidades identificadas. En pocos días más, cuando el terremoto haya dejado de ser noticia y no aparezca en los trending topics ni siquiera a nivel nacional, las organizaciones que se quedan tendrán la durísima prueba de remar contra corriente, escuchar reproches a discreción y ver la frustración áspera de los habitantes de la desolación”, relató Miguel Roth, Coordinador del Departamento de Comunicación de ADRA Argentina, desde Ecuador.

“Es impresionante lo sucedido en los últimos cinco días en Ecuador. Los voluntarios de ADRA se movilizaron sin precedentes trayendo, preparando y trasladando la ayuda humanitaria a los lugares donde el terremoto del sábado 16 de abril afectó a miles de familias en la costa ecuatoriana”, declaró el Pr. Giovanny Izquierdo, Presidente del directorio de ADRA Ecuador.

ADRA envió 430 voluntarios, acompañados por un equipo técnico Internacional de respuesta a Emergencias compuesto por diez personas, procedentes de Argentina, Brasil, Estados Unidos, Perú y el equipo de Ecuador.

La respuesta inmediata de ADRA significó la entrega de 79.500 kilos de alimentos y 70.600 litros de agua potable, lo que representó el desembolso inicial de US$100.000.

Actualmente se trabaja intensamente en la proyección y planificación de apoyo a los afectados, pensando a mediano y largo plazo, para la distribución de kits de cocina y de higiene (por un valor de US$112.000). Además, se está coordinando el despliegue de voluntarios para realizar censo y para apoyo en la gestión de albergues de refugio.

Acerca de ADRA Argentina

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) es una organización independiente establecida por la Iglesia Adventista del Séptimo Día en 1983. Con presencia en 125 países, ADRA ejecuta proyectos de desarrollo comunitario y de asistencia humanitaria.

En Argentina, ADRA se estableció formalmente en 2007 como agencia humanitaria y de desarrollo y desde entonces trabaja para mejorar la calidad de vida de comunidades vulnerables, brindar asistencia en emergencias y llevar a cabo proyectos de desarrollo junto a pueblos originarios.

ADRA no hace proselitismo. Opera y es motivada por amor. El amor de Dios es manifestado en los programas de ADRA cuándo alcanza a los más necesitados independientemente de sus afiliaciones políticas o religiosas, género, raza, edad o etnia.

La misión es trabajar con personas en situación de pobreza y aflicción para crear un cambio justo y positivo a través de asociaciones de empoderamiento y acción responsable.

Adra es una organización no gubernamental (ONG) que promueve el desarrollo humano integral en comunidades carentes y vulnerables, por medio de programas y proyectos de intervención oportuna. ADRA es una red profesional que trabaja con integridad y transparencia, reconocida por su compromiso, accionar ético y eficiencia en su trabajo de respuesta en situaciones de necesidad, para lograr cambios medibles, documentados y duraderos en la vida y en la sociedad.

Acerca ADRA Ecuador

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales – ADRA Ecuador es una organización no gubernamental (ONG) sin fines de lucro, que fue establecida en noviembre de 1956 por la Iglesia Adventista del Séptimo Día (IASD), ADRA tiene presencia en más de 120 países a nivel mundial, tiene la misión de promover el bienestar físico, social y económico de todas las personas naturales, sin distinción de razas, credo religioso o político y nacionalidad; ayudándolos directamente con planes, programas o proyectos de desarrollo; con el propósito de mejorar la calidad de vida de las comunidades y grupos sociales más vulnerables. Así como también promueve actividades filantrópicas de naturaleza educativa, salud, nutrición, agricultura, infraestructura básica, rehabilitación social, prevención, además de asistencia en emergencias o desastres.