El Chango cambia de rumbo

282

Agustín Beccar Varela es el CEO de Walmart Argentina, el hombre que a los 42 años se hizo cargo del gigante liderándolo desde 2015 en un proceso de innovación y reinvención, adaptándolo a las nuevas tendencias de consumo de los clientes.

¿El argentino es solidario?

Creo que como país, debido a un montón de déficit que tenemos en nuestras instituciones, es un país muy solidario en el cual las personas tienen un costado solidario que yo he visto muy poco en otros países en los que me ha tocado trabajar y vivir. El nivel de solidaridad en Argentina viene a suplir muchas veces lo que debería hacer el Estado y eso creo que permea en las compañías. Yo creo que las compañías tenemos mucho trabajo para realizar, sobre todo en lo que respecta con la sustentabilidad y el medio ambiente.

¿Cómo viste el consumo en el último año?

Yo creo que 2018 fue un año complicado. Tuvimos un primer semestre de mucho crecimiento en todas las categorías pero luego con la devaluación que apareció en el tercer trimestre hubo un impacto en los precios y eso hizo que muchas categorías se resintieran fuertemente en su volumen. La gente se está volcando a sus necesidades primarias, que tienen que ver con alimentación, cuidado del hogar y limpieza. Otras categorías más prescindibles, como la electrónica, la línea blanca o la indumentaria, se han visto perjudicadas. Nosotros todavía seguimos ganando mercado pero vemos un cambio en el mix de las categorías y creemos que se va a sostener hasta mediados del año que viene, cuando la economía comenzará a crecer y se va a recuperar el salario respecto de la inflación. Entonces, vamos a volver a tener un poco más de consumo.

¿Cuál es la importancia que Walmart le da a la Responsabilidad Social Empresaria?

La RSE en Walmart tiene que ver con nuestra filosofía de negocio y con nuestros valores. No es algo que hacemos cuando nos va bien y dejamos de hacer cuando nos va mal. Tiene que ver con uno de nuestros valores que es el respeto a los individuos, tiene que ver con nuestros asociados pero también con las comunidades con las cuales trabajamos. Nosotros queremos ser un buen vecino, queremos ser alguien que aporta a las comunidades básicamente en tres ejes: el primero, la sustentabilidad de las operaciones (eficiencia energética, reducción del nivel de residuos, dar acceso para la gente a productos más sustentables). El segundo eje tiene que ver con oportunidades económicas. En ese sentido trabajamos sobre ferias de empleo, cadenas de valor sobre todo con proveedores regionales, para que los proveedores más chicos tengan acceso a una posibilidad de vender a gran escala. Y tercero te diría que son las comunidades más fuertes, nosotros estamos presentes en más de 68 municipios y ahí queremos estar presentes a través de distintos ejes. Tenemos desde voluntariados (más de 6 mil horas de voluntariado tanto en la casa central como en las tiendas y en nuestros centros de distribución), tenemos alianzas con muchísimas ONG y después tenemos donaciones directas en cada una de las comunidades. Así que para nosotros la RSE tiene que ver con nuestro ADN y con cómo conectamos con los clientes y sus comunidades.

¿Podrías ahondar un poco más sobre el primer eje, el relativo a la sustentabilidad?

En energía, hace ya unos años arrancamos con una campaña de sensibilización y de indicadores específicos para reducir el consumo energético, desde el punto de vista de hábitos nuestros y en las tiendas y unidades de negocio, como también inversiones concretas en iluminación LED y en poner puertas a todas nuestras heladeras para poder bajar el consumo energético. En 2017, redujimos más del 3% nuestro consumo. Y estamos permanentemente buscando nuevas formas de energías renovables. La última tienda que abrimos tiene mucha más eficiencia en términos de los materiales que se usaron en su construcción, la parte de procesos, residuos y demás. Y cada vez lo vamos haciendo mejor. En términos de residuos, trabajamos en cartón, en nylon, tenemos campañas para apalancar proveedores como Coca-Cola. En lo que es reciclado de envases tenemos nuestro propio sistema de reciclado y reducción de uso de residuos. Y fuimos los primeros en eliminar el uso de bolsas plásticas y colocar bolsas 100% biodegradables. Así que te diría que en ese sentido tenemos mucha fuerza.

¿Cuál fue la última emoción fuerte que recordás haber vivido en Walmart?

Tenemos en Walmart la tradición de que cada uno de los líderes debe invitar a cenar a todo su equipo a su casa. Bueno, la última emoción fuerte fue haberlos recibido a todos ellos y haberles cocinado yo. Al final, cuando hicimos el brindis justamente les dije que yo quería regalarles ese trabajo de prepararles la comida y recibirlos, en agradecimiento por todo el trabajo que el equipo hizo durante un año muy difícil en el que hemos obtenido buenos resultados y eso fue gracias al esfuerzo y al trabajo de cada uno de ellos. Esa fue la última emoción que recuerdo. Y obviamente, me dijeron que estaba todo rico.