Fundación Santillana dio a conocer los ganadores del certamen cuyo objetivo es estimular, fomentar y rendir homenaje a las experiencias más destacadas de promoción de la lectura en diferentes espacios sociales.

Se dieron a conocer los ganadores del Premio VIVALECTURA 2018. Esta edición contó con una inscripción récord: en total hubo 668 inscriptos y 411 proyectos recibidos.

El Premio VIVALECTURA es organizado por el Ministerio de Educación de la Nación, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y la Fundación Santillana, con la cooperación del Ministerio de Cultura de la Nación. Su objetivo es estimular, fomentar y rendir homenaje a las experiencias más destacadas de promoción de la lectura en diferentes espacios sociales.

“El Premio VIVALECTURA se ha convertido en una instancia federal en la que se reúnen experiencias muy valiosas con el objetivo de promover la lectura. Escuelas, clubes, entornos digitales, bibliotecas, cárceles entre otros, todos proyectos que dan cuenta de la diversidad de formas de promover la lectura en cada uno de los rincones del país”, afirmó Nilda Palacios, coordinadora de proyectos de la Fundación Santillana.

“Como en las últimas ediciones, volvimos a marcar un nuevo récor de participación con 668 inscriptos y 411 proyectos recibidos. Superamos la edición 2017 la cual había cerrado en 575 inscripciones y 373 proyectos. Este año se sumaron muchos trabajos del interior del país, estamos llegando cada vez más lejos y a diferentes sectores de la sociedad que trabajan todos los días por la promoción y difusión de la lectura y que tal vez, no son conocidos. VIVALECTURA es una vidriera para todos los que quieran mostrar lo que hacen por mantener viva la lectura en todos los ámbitos y no sólo en los sectores educativos, porque la lectura está presente en todo momento y a lo largo de toda la vida”, concluyó.