Estudio afirma que el 44% de las empresas de América latina considera que la sostenibilidad aumenta la rentabilidad.

La sostenibilidad sigue incrementando su relevancia en las organizaciones, ubicándose incluso entre las prioridades de las compañías y en particular en la región, donde casi el 80% de las empresas considera que es un tema relevante para su negocio. Estos datos y los que se presentan a continuación provienen de la 2ª edición de Encuesta PwC sobre Sostenibilidad en América Latina, realizada con la colaboración del IAE Business School y CEADS.

Según el estudio, un 43% de los consultados indicó que la temática es parte de su estrategia central y se posiciona en los primeros lugares de sus prioridades, y solo un 1% opinó que no es un tema relevante. Siendo estos resultados muy similares a los del año anterior, se estaría marcando una tendencia sobre el tema.

Una de las consultas realizadas a los ejecutivos en esta edición, se refirió al año en el cual su compañía formalizó una agenda de sostenibilidad. En este sentido, más del 50% de las compañías estableció una agenda corporativa en esta temática en algún momento de los últimos 7 años, siendo 2008 un año de inflexión a partir del cual la mayoría de las empresas dieron lugar a este proceso.

Otro tema a tratar fue si en sus reuniones la sostenibilidad forma parte de la agenda de discusión habitual. Y si bien en un 50% de los casos se discuten y toman decisiones sobre aspectos de sostenibilidad en todas o en la mayoría de los encuentros del directorio, un 39% de los ejecutivos indicó que el tema es tratado solamente si se presenta una necesidad o un riesgo. Esto hace que las áreas responsables de este tema diseñen estrategias de sostenibilidad con mayor frecuencia y no de forma reactiva.

Con referencia a los beneficios que trae la sostenibilidad, las empresas los perciben de maneras diferentes. La mayoría de los encuestados se inclinó hacía cuestiones asociadas a la mejora de la marca y la reputación (59%) y el fortalecimiento de sus relaciones con los grupos de interés (45%). La tercera opción más seleccionada fue la permanencia en el largo plazo y fue seleccionada por el 38% de los ejecutivos.

En cuanto a las tendencias en la materia, las más relevantes para los próximos cinco años son: sostenibilidad en la cadena de valor, innovación y desarrollo de nuevos modelos de negocio, productos y/o servicios a través de la sostenibilidad, consumo responsable y productos más sostenibles y transición hacia una economía baja en carbono. En relación a las primeras tres tendencias, alrededor de un 40% de las compañías encuestadas señaló que las mismas están contempladas en sus agendas y que cuentan con acciones concretas en la actualidad.

En relación a la rentabilidad, un 44% de los ejecutivos destacó que sus acciones de sostenibilidad la aumentan. Adicionalmente, un 31% opinó que no la aumenta ni la disminuye y sólo un 2% marcó que estas acciones en realidad generan una caída de su rentabilidad. Los indicadores que se usan para medir la rentabilidad son varios, entre ellos aspectos clásicos de rentabilidad tales como “retorno a la inversión”, “consumo” y “ahorro” (principalmente de agua, residuos y energía).

Marcelo Iezzi, líder de la práctica de Desarrollo Sostenible de PwC Argentina señala al respecto “A la luz de los resultados referidos al impacto en la rentabilidad, inferimos que la mayoría de estas respuestas se encuentran en el campo de la percepción, ya que sólo un 30% de los ejecutivos indicó que cuenta realmente con indicadores para medir el impacto de sus acciones de sostenibilidad en términos de rentabilidad. Desarrollar e identificar este tipo de indicadores será un verdadero desafío para las organizaciones en los próximos años, pero les permitirá mejorar la eficiencia de sus esfuerzos en este campo.”

Un 43% de las empresas participantes posee un reporte de sustentabilidad, y según los ejecutivos, este reporte es una herramienta de gestión y un compromiso con los grupos de interés, que además, mejora la reputación. Por el contrario, un 52% indicó que no cuentan con estos informes, de ese grupo un 34% mencionó que tiene previsto contar con uno, mientras que el otro 18% no planifica publicarlo.

En cuanto a las iniciativas de sostenibilidad en la cadena de valor, un 72% de los ejecutivos consultados señaló que cuentan con éstas. Dentro de este porcentaje, la necesidad de construir relaciones a largo plazo que contribuyan con un contexto favorable para el desarrollo de los negocios fue la respuesta más valorada por los encuestados (61%). En segundo lugar, a una distancia considerable, los riesgos legales y operacionales que implica la no gestión de estos aspectos y los riesgos reputacionales (28%), y en tercer lugar se encuentra el mantenimiento de la licencia social para operar frente a la comunidad y otros grupos de interés (26%).

Por último, en referencia al cambio climático, el 30% de los ejecutivos informó que no reporta públicamente la emisión de sus gases de efecto invernadero mientras que el 46% lo realiza mediante el CDP o el reporte de sustentabilidad. Sobre aquellas que publican, el 65% verifica la información por una tercera parte independiente.