El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, rabino Sergio Bergman, celebró la entrada en vigencia del Acuerdo de París: “El tan esperado acuerdo entró hoy en vigencia, ya no es aspiracional. Este pacto mundial va a obligar a todos los países que lo suscribimos a presentar en el 2020 nuevos índices de contribución para disminuir el calentamiento global”.

“Fuimos de los primeros países en adoptarlo, hoy el mundo tiene un acuerdo vinculante para que paremos con esta locura, que se marca con el indicador del aumento de la temperatura. El problema no es el calentamiento global sino las cosas que hacemos para que eso suceda”, afirmó el ministro de Ambiente nacional.

El Acuerdo de París fue adoptado por 195 países en diciembre de 2015 durante la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 21); éste contempla el compromiso de los firmantes por reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero para evitar que el calentamiento global supere los 2 grados centígrados. A pocos días de comenzar la COP 22 de Marrakech, un total de 92 países, entre ellos Argentina, ya ratificaron el pacto.

En declaraciones realizadas desde Fez, Marruecos, el ministro Bergman recordó el camino que recorrió en nuestro país el pacto que hoy entra en vigencia: “Estábamos en la transición de gobierno cuando llegamos a la Cumbre de París, sobre el final, y logramos suscribirlo. Luego la canciller Susana Malcorra lo ratificó en Naciones Unidas en abril, en septiembre pasó por ambas Cámaras del Congreso Nacional y hoy tiene estado constitucional y parlamentario”. Asimismo celebró la decisión del presidente Mauricio Macri de crear el Gabinete Nacional de Cambio Climático a la que calificó como “una verdadera política de Estado en la materia”.

Cumbre de las Conciencias por el Clima

Por otra parte, el ministro de Ambiente disertó en la apertura oficial de la Cumbre de las Conciencias por el Clima realizada en Marruecos -un encuentro previo al inicio de la COP 22- que convocó a líderes religiosos y espirituales, personalidades de la filosofía y organismos comprometidos con el ambiente.

Tras la apertura de Nizar Baraka, presidente del Consejo Económico, Social y Ambiental (CESE) y del Comité Científico de la COP 22, Bergman declaró: “Nos encontramos aquí un día antes de que la Cumbre de París se transforme en un acuerdo efectivo y conducente, e iniciando juntos en Fez un enorme desafío: no hay ciencia que prospere sin conciencia”. También explicó: “Venimos a Marruecos a comprometer acciones concretas, que tienen que ver con que la política de la justicia social, la dignidad y la equidad condicionen la economía”.

“Estamos convencidos, aquellos que tenemos responsabilidades de Estado, que es tiempo ya no solamente de detener el calentamiento global sino de remediar y reparar lo que hemos devastados”, señaló también el ministro de Ambiente. Luego agregó que “donde se degrada el ambiente se degrada lo humano. La primera sustentabilidad que tenemos que asegurar, antes que una agenda verde de recursos naturales, es una agenda humana de la dignidad de todo ser, que tiene que tener como derecho la posibilidad contar con agua potable, cloacas, techo, pan trabajo, salud y educación”.

La conferencia fue organizada por el CESE y articuló talleres con el fin de alcanzar la toma de conciencia colectiva al servicio de la acción individual. En la apertura del encuentro también participaron: Miguel Ángel Moratinos, ex ministro de Asuntos Extranjeros español; Hana Abdellah Issa, secretario general de la Comisión Islámico Cristiana para la Custodia de Jerusalem; y Mari Kiviniemi, secretaria general adjunta de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE); entre otros.