El invierno es la época más dura del año para las personas en situación de calle. Por eso, desde DIRECTV impulsaron una campaña para brindarles ropa, abrigo y comida.

En los meses de invierno, cuando llegan las bajas temperaturas, las personas que no tienen hogar son las que más sufren. DIRECTV impulsó el “Escuadrón Anti-Frío”, una iniciativa para ayudar en estos momentos a quienes más lo necesitan. Con ese objetivo, durante junio y julio la empresa estuvo presente en distintas zonas de la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, trabajando con varias ONG.

Cecilia Ibañez, analista de Responsabilidad Social Empresaria de DIRECTV, explicó de qué se trata: “Antes de darle forma a cualquier acción, siempre identificamos -junto a las organizaciones con las que trabajamos- qué necesidades hay y luego pensamos cómo ayudar. El Escuadrón Anti-Frío se hizo por primera vez en 2016 para buscar una actividad que pudieran hacer los empleados y que además ayudara a personas en situación de calle”.

En esta nueva edición, 95 técnicos voluntarios de las bases operativas de Lanús y Berazategui se acercaron a Fundación Sí para una jornada de “panadería solidaria”, en la que se prepararon bizcochitos de grasa y otros alimentos que luego se repartieron en las recorridas nocturnas de la ONG.

Por otro lado, también se realizaron dos encuentros -en las oficinas de Munro y en la base de Mataderos- con un total de 100 voluntarios de todas las áreas trabajando junto a la ONG Desde Tu Lugar. Durante las actividades se confeccionaron 50 mochilas anti-frío para los adultos que asisten al centro El Pobre de Asís, en Coghlan. Estos kits se llenaron con bufandas, mantas, gorros de polar y productos de higiene personal.

María Florencia López, del sector de Administración y Finanzas, fue parte de la acción y comentó: “Me gusta mucho participar de estas iniciativas de Responsabilidad Social. Creo que es un gesto muy lindo poder ayudar y al mismo tiempo me llena el corazón”.

Federico Haas, jefe de Soporte Operativo y Comunicación del área de Operaciones, contó que todos los años aprovecha para sumarse a la actividad junto a su equipo: “Es un lindo combo en el cual se trabaja para poder ayudar a personas que necesitan una mano y a su vez se comparte un momento con el grupo por fuera de lo laboral”. Por su parte, Sandra Alonso, voluntaria del mismo equipo, agregó: “Dedicar algo de nuestro tiempo para ayudar a otro me parece muy importante. De este tipo de acciones siempre me llevo algo positivo”.

Por último, voluntarios de DIRECTV y Fundación Sí también cocinaron –esta vez en el SUM de la compañía, el cual fue convertido en una panadería- todo tipo de cosas ricas, como bizcochitos de grasa y pepas de membrillo, para luego distribuir también en las recorridas nocturnas que realiza la organización.

“Me llevo muchas cosas de estas acciones: solidaridad, unión, amor, colaboración y el corazón lleno”, resumió Fabiana Bianchi, voluntaria del Telecenter de DIRECTV.