El vicepresidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), Mario Armero, se ha propuesto un objetivo de fabricación de 500.000 vehículos eléctricos en 2030 y que estos ocupen una cuota de mercado del 30%. Así lo ha manifestado durante su intervención en el IV Foro Nissan de movilidad sostenible, en la que ha considerado “imprescindible” dar este paso para mantener la posición de España como segundo mayor productor de vehículos de Europa.

También advirtió que la transición no puede ser “forzada”, sino “ordenada”, para evitar “importantes impactos sociales y económicos que pueden poner en riesgo la competitividad de la industria”. Asimismo, ha recordado que en 18 meses llegarán a las plantas españolas 15 nuevos modelos, de los que la mitad tienen versión alternativa híbrida, eléctrica y de gas. Además, ha indicado que para el 2020 llegarán a España otros modelos electrificados.

Una de las peticiones de Anfac es incrementar la demanda de autos eléctricos, eliminando barreras y ejecutando cuanto antes los programas Movalt y Vea de incentivación de la compra del vehículo eléctrico e instalación de infraestructura de recarga.