Cuando comprás estás también donando una pelota. El modelo funcionó para alpargatas, medias y anteojos logrando ayudar a millones de personas. Era momento de utilizarlo para generar impacto a través del deporte. FC Bola nació para poder llevar pelotas de fútbol a todos los potreros de las comunidades desfavorecidas argentinas.

Este emprendimiento argentino persigue un objetivo muy claro: encender la conciencia social en la sociedad para que todos los chicos puedan tener una pelota para jugar. FC Bola ya entregó 10.000 pelotas en 12 provincias y 11 países del mundo.

Las donaciones se hacen siempre a través de ONGs que tengan presencia constante en los barrios. “El fútbol y la pelota son una excusa, lo que realmente importa es que los chicos cuenten con un lugar de contención. Un club, comedor, escuela o sociedad de fomento donde sientan pertenencia, les brinden apoyo, contención y puedan pasar el tiempo con amigos fuera de la calle.” cuenta Matias Gonzalez De Biase, Co Fundador de FC Bola.

Luego de un viaje a Brasil donde se donaron pelotas en la favela Complexo de Alemao con la ONG Revolución Pelota, pensando cómo poder contar con más recursos para generar un mayor impacto en más barrios se tomó la decisión de arrancar un nuevo proyecto solidario: una empresa social.

Así nació FC Bola, una marca deportiva que tiene el compromiso de que por cada producto que venda, se dona una pelota de fútbol para chicos sin recursos.

El deporte educa y una pelota es una herramienta muy poderosa para el desarrollo social de los chicos. Jugando los chicos pasan menos tiempo en la calle y más tiempo en el potrero, un lugar donde aprenden valores que les sirven para toda la vida. Practicar deporte mejora la calidad de vida, ayuda a la salud y genera hábitos saludables.

Cada persona que elige comprar una pelota Bola está eligiendo algo mucho más trascendental que un producto. El complemento donativo la transforma en parte de un movimiento, de una historia, de una misión y de un sueño: que a la hora de jugar todos tengan las mismas oportunidades.

Si queremos soñar con un mejor futuro necesitamos una sociedad más involucrada y comprometida donde quienes cuentan con más recursos elijan dar una mano a quienes no cuentan con las mismas posibilidades.