Se trata del primer sitio demostrativo de gestión privada para la conservación de los pastizales patagónicos, un hábitat clave para Argentina y el resto del mundo.   

The Nature Conservancy, la organización internacional líder en conservación de la naturaleza y promoción del desarrollo sustentable, conmemoró el primer año de Fortín Chacabuco -una estancia demostrativa destinada al pastoreo sostenible y la preservación del patrimonio natural patagónico, que invita a productores, investigadores, organizaciones afines y autoridades locales a aplicar prácticas de producción sustentables en una zona de importancia histórica y ecológica.

El evento contó con la asistencia de autoridades y miembros del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (ACREA), la Fundación Bariloche, la Universidad Nacional del Comahue, la Sociedad Rural de San Carlos de Bariloche y Parques Nacionales. Además, acudieron productores de la región, investigadores científicos y referentes locales de la sociedad civil, quienes tuvieron la oportunidad de conocer el proyecto de The Nature Conservancy para la región.

La estancia, de 5.000 hectáreas de extensión, se encuentra en la provincia de Neuquén, dentro de la zona de Reserva del Parque Nacional Nahuel Huapi, a 30 kilómetros de la ciudad de Bariloche. Dada su ubicación, constituye un lugar importante para la conservación en la Patagonia ya que abarca sistemas naturales tanto terrestres como hidrológicos muy relevantes para la región: se halla sobre el Río Limay y comprende dos eco regiones: estepa y bosque. Además, alberga especies animales nativas, como el tuco-tuco social, huillín, chin chillón, puma y guanaco.

Hace un año, la estancia Fortín Chacabuco fue transferida por donación privada a The Nature Conservancy con la condición de que la organización desarrolle y promueva entre productores, autoridades y conservacionistas, técnicas de ganadería regenerativas de los pastizales, el agua y la naturaleza del lugar.

De esta manera, se convirtió en el primer sitio de demostración de conservación y producción rural sostenible en Argentina: un lugar abierto a la colaboración institucional que permite a actores claves, incluyendo universidades, centros de estudios científicos, asociaciones rurales, productores y organizaciones sin fines de lucro, hacer investigación aplicada y utilizar la estancia como campo de aprendizaje y experimentación de pastoreo regenerativo y conservación privada.

“Fortín Chacabuco es un hito muy importante para nosotros ya que representa el compromiso y la responsabilidad de actuar para proteger los pastizales patagónicos. Desde The Nature Conservancy nos esforzamos día a día por proteger la naturaleza y fomentar un uso sustentable de los recursos que brinda. Con Fortín Chacabuco damos un paso más: nos convertimos en los actores de nuestras propias prácticas para incentivar con el ejemplo a más personas a hacer lo mismo” expresó Mariale Álvarez, Gerente de Conservación y Representante de País en The Nature Conservancy Argentina.