En el marco del Programa Valor, RSE+Competitividad, las Pymes que forman parte de la cadena de valor de la compañía, presentaron las acciones de mejoras sustentables implementadas a raíz de la capacitación y consultoría.

Luego de dos años de trabajo conjunto, Henkel Argentina y Valor, RSE+Competitividad, la iniciativa ejecutada por la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), presentaron las acciones de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) que la compañía implementó con socios estratégicos de su cadena de valor, a fin de mejorar su competitividad e incrementar sus oportunidades de mercado, a través de acciones con foco en la Sustentabilidad.

El plan de trabajo con proveedores y distribuidores se organizó en una primera etapa de capacitación, a cargo de consultores provistos por Valor, donde se abordaron temáticas vinculadas a la RSE, con énfasis en “Gobierno corporativo“, “Derechos Humanos”, “Medio Ambiente” y “Salud y Seguridad Laboral”, aspectos directamente vinculados con el segmento de actividad de Henkel.

En una segunda instancia, se implementaron planes de mejoras sustentables en 6 empresas participantes, dentro de las áreas mencionadas, también mediante una metodología de consultoría intensiva.

El acto de cierre del programa, donde se presentaron los resultados de las implementaciones, tuvo lugar el 9 de noviembre en las oficinas de Henkel, en San Isidro. Contó con la participación del Presidente de la empresa, Guillermo von Bergen; Carlos Martínez, Gerente de Recursos Humanos, Ignacio Martínez Sabino, Gerente de Comunicación Corporativa; Ernesto Tocker y Fernando Passarelli, Director y Coordinador de Valor, respectivamente. También participaron los consultores provistos por el programa y representantes de las Pymes que completaron los planes de RSE: Alper Química, Locksley, Montalbano, PPE, Rivamar y Segufer.

Con respecto a la iniciativa, el presidente de Henkel Argentina, Guillermo von Bergen, expresó: “Hoy dimos cierre a la primera edición del Programa Valor que aplicamos en Henkel Argentina. El trabajo que han hecho nuestros proveedores ha sido excepcional. Lo que han logrado y el compromiso que han demostrado para incorporar la Sustentabilidad a su gestión ha sido fantástico. Esto nos mueve como empresa a seguir invirtiendo en este tipo de iniciativas hasta cubrir a todos nuestros proveedores y distribuidores. ”

Por su parte, Ernestó Tocker, director de Valor, señaló: “Hay un aspecto común que aparece en las empresas que participaron. Todas lograron incrementar los niveles de participación, lo cual es sumamente importante si tenemos en cuenta que toda empresa es un espacio de colaboración. El involucramiento, que se va instaurando y afianzando a través de las instancias de diálogo que abre una gestión responsable, les permitió identificar oportunidades de mercado y de mejora aportadas por los actores básicos de la actividad empresarial: el personal y sus familias, la comunidad, los proveedores, distribuidores y clientes. Estos procesos hacen más eficientes a las empresas e impactan directamente en el balance económico”.

Mónica Colaiacovo, responsable de sistema de gestión de calidad y medio ambiente de la empresa PPE, afirmó: “El Programa Valor nos ayudó mucho a encontrarle otro sentido a la RSE que, en realidad, no la conocíamos del todo. La experiencia en general fue muy beneficiosa y enriquecedora. Nos abrió la cabeza en cuanto a colaborar con la sociedad desde otro lugar, entendiendo que la RSE no se trata de donar productos, sino de involucrar a la gente y fortalecer la cadena de valor. Entendimos el concepto de trabajar primero puertas adentro, aumentar el grado de involucramiento y compromiso de las personas, que entiendan lo que es la RSE, y de ahí abrirlo a la comunidad, demostrando que con el aporte de cada uno se pueden hacer cosas distintas.”

Hugo Saidon, socio fundador de Segufer, empresa distribuidora de productos de Henkel, explicó: “Recibimos la invitación de Henkel para participar de Valor entendiéndola como un aporte que nos hacen para que podamos seguir creciendo y desarrollándonos como empresa. La RSE, el concepto con el que AMIA lo lleva adelante vinculado con la competitividad y con abrirle los ojos a las Pymes para que vean estos temas como un aporte más a su desarrollo como empresa, fue una experiencia muy positiva. Nuestro vínculo con Henkel es excelente y la idea es poder seguir trabajando y creciendo juntos en cada uno de los mercados donde se desenvuelve. Transitar este camino de la RSE es un gran desafío para nosotros; el poder encarar las iniciativas de forma planificada en base a la ISO 26000 y, especialmente, lograr que se incorpore a la cultura, algo que todavía esta dando sus primeros pasos”.

Néstor Montalbano, director de la Pyme Montalbano, proveedora de servicios, observó: “La experiencia fue excelente. Nosotros trabajamos dentro de Henkel, los servicios que prestamos son dentro de la empresa, y esto de alguna manera nos enseña a trabajar en línea con la sustentabilidad. Los consultores de Valor, nos ayudaron a ver donde estaba nuestro déficit, para mejorarlo. En este sentido, nos ayudó mucho a ordenarnos administrativamente y en temas de comunicación. Y a comprender que la sustentabilidad es un capital para una empresa. Hoy nos ven de otra manera.”