Henkel tiene el objetivo de ser líder en sostenibilidad. Para conseguirlo, la compañía ha desarrollado un ambicioso plan que resume como “Factor 3: alcanzar más con menos”.

Henkel, la empresa alemana manufacturera de productos químicos comerciales e industriales con sede en Düsseldorf, se propuso como objetivo principal ser el mayor exponente en sostenibilidad. Para ello, crearon más valor para sus clientes, consumidores, comunidades en las que operan y para la propia compañía, al tiempo que reduce su huella ecológica.

Mide su actividad a lo largo de la cadena de valor en seis áreas focales que son: resultados, energía y medioambiente; agua y aguas residuales; materiales y residuos; seguridad y salud; y progreso social. Dentro del área de progreso social, Henkel tiene un fuerte compromiso con la sociedad y las personas, y realiza diversas acciones a lo largo del año en este ámbito. Dentro del Progreso Social, estaría enmarcada la acción de voluntariado social que denominan “MIT”. MIT (Make an Impact on Tomorrow) es una iniciativa fundada en 1998 en la cual Henkel apoya el trabajo de voluntariado de sus empleados y de los jubilados de todo el mundo. El programa MIT otorga donaciones y patrocinios a las propuestas de los trabajadores vinculadas a los ámbitos de ayuda social, salud, cultura, educación y ciencia, artes y ecología. La empresa puso en marcha este programa hace casi 19 años, siendo una de las pioneras en apostar por el voluntariado social de su plantilla y jubilados como parte significativa de la política de RSE de la compañía.