Henkel continuó avanzando en la implementación de su estrategia de sustentabilidad el año pasado. El plástico fue uno de los temas foco, donde la compañía persigue objetivos ambiciosos en cuanto al packaging para impulsar el progreso hacia el desarrollo de una economía circular y sostenible.

“La sustentabilidad ha sido una prioridad para Henkel durante mucho tiempo. Esta es la 28° vez que reportamos el progreso obtenido en nuestro camino para reducir el consumo de recursos al tiempo que creamos más valor. Fuimos capaces de impulsar exitosamente diversos proyectos, iniciativas y actividades, con el apoyo de la excelente colaboración de nuestros socios,” dijo Kathrin Menges, Vicepresendente Ejecutiva de Recursos Humanos y Chairwoman del Concejo de Sustentabilidad de Henkel.

Para contribuir al desarrollo sostenible, Henkel desea crear más valor para sus clientes y consumidores, para las comunidades donde opera y para la propia compañía hacia 2030, al tiempo que reduce su huella ambiental. En este contexto, Henkel apoya activamente la implementación de los 17 Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS), adoptados por la ONU en 2015.

Durante el último año, Henkel alcanzó los siguientes resultados en relación a sus objetivos intermedios para 2020 (año base 2010):

  •  Menos emisiones de CO 2  por tonelada de producto: -25%
  •  Menos residuos por tonelada de producto: -29%
  •  Menos agua por tonelada de producto: -24%
  •  Más ventas netas por tonelada de producto: +6%
  •  Más seguridad por millón de horas trabajadas: +17%