El sistema de simulación Hydro-BID, implementado por el Banco Interamericano de Desarrollo, con apoyo de la Fundación PepsiCo, permite evaluar la disponibilidad de agua en diferentes cuencas y reducir la vulnerabilidad ante el cambio climático.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda (SIyPH), y la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), con el apoyo de la Fundación PepsiCo, ejecutaron el programa “Implementación de Hydro-BID”  para reforzar la capacidad técnica en la gestión integrada de los recursos hídricos.

Hydro-BID es un sistema de base de datos y modelado que comprende módulos de hidrología y de análisis climático para estimar la disponibilidad (volúmenes y flujos) de agua en el ámbito regional, cuenca y sub-cuenca. El sistema incluye la gestión de embalses y capacidades generales de asignación de agua; la previsión de cambios en la calidad del recurso hídrico atribuibles a la generación y transporte de sedimentos y la simulación de las aguas subterráneas, permitiendo evaluar la disponibilidad de agua en diferentes cuencas y reducir la vulnerabilidad ante el cambio climático.

El modelo Hydro-BID fue aplicado en cinco cuencas de Argentina: Limay, Neuquén, Negro, Marapa y Queque, con la intención replicar la iniciativa internamente en al menos otros tres casos de estudio.

El primer paso para aplicar la herramienta consiste en capacitar a los especialistas locales en agua en el manejo de las cuencas hidrográficas del país con el uso de herramientas analíticas.

El entrenamiento consiste en introducir Hydro-BID como una herramienta para la gestión eficiente de los recursos hídricos en la Argentina, analizar el impacto del cambio climático en los flujos a embalses u otras infraestructuras existentes y nuevas, estudiar los impactos (vulnerabilidad) de la generación hidroeléctrica en las cuencas seleccionadas, analizar los cambios en la disponibilidad del agua y el cumplimiento de las demandas futuras en diferentes escenarios climáticos proyectados, utilizar el modelo hidrológico distribuido para evaluar flujos bajos o flujos ambientales en ríos, analizar las contribuciones de agua de la nieve proveniente de las montañas andinas, además de hacer el análisis para desarrollar un módulo dentro de Hydro-BID para tener en cuenta estas condiciones.

El entrenamiento inicial incluyó tres talleres presenciales de formación técnica que abordaron temas como: configuración del modelo, procesamiento de datos, metodologías para el llenado de vacíos en los datos, interpolación de variables climatológicas, calibración y validación del modelo, implementación de módulos de análisis especializados en cuencas de interés que incluyen simulación de aguas subterráneas, reservorios, y transporte de sedimentos.

En los talleres participaron 20 especialistas y técnicos de la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda (SIyPH); la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), el Instituto Nacional del Agua (INA), el Organismo Regulador de Seguridad de Presas (ORSEP), la Universidad Nacional del Comahue y la Universidad Nacional del Litoral.

Una vez concluido el periodo de entrenamiento, el modelo puede ser utilizado como una herramienta para la hidrología operativa, planificación y gestión de los recursos hídricos en cada una de las cuencas donde fue implementado.

El proyecto ha apoyado a identificar importantes vacíos de datos hidrometeorológicos en las bases de datos públicas y privadas actuales, abriendo un diálogo con el gobierno para abordar el problema de la información, la cual es importante para la planificación y gestión eficiente de los recursos hídricos en el país.

A lo largo del curso se produjeron 5 informes técnicos describiendo el proceso de configuración, calibración y aplicación del modelo en las cuencas hidrográficas, a fin de distribuirlas a nivel nacional e internacional, por lo que se espera compilar estos informes en un solo documento que muestre el trabajo realizado en estos talleres.

Hydro-BID funciona ya con éxito en Ecuador, Guatemala y Perú, y se espera que en los próximos años más países de la región comiencen a utilizar la herramienta.

 

'