Desde hace varios años la movilidad sustentable es un concepto que pisa fuerte en el desarrollo de ciudades más ecológicas y menos contaminadas. Bajo ese paraguas, empresas vinculadas a la industria alimenticia y al transporte se suman a la nueva gestión con acciones que fomentan el cuidado del medio ambiente y el respeto por los otros.

Pensar en el concepto de movilidad sustentable remite directamente al uso de bicicletas para trasladarse por la ciudad y el aprovechamiento de sendas peatonales para poder caminar. También surgen otras opciones como el uso del transporte público para evitar la circulación de vehículos propios o que varias personas se trasladen en un mismo auto para disminuir los efectos de la contaminación. Pero es indiscutible que cualquiera de estas opciones se centra en reducir el consumo de combustibles, el consumo excesivo de energías y la saturación de las vías urbanas.

“La movilidad sustentable prioriza la conservación del medio ambiente con la utilización de transportes alternativos menos agresivos con la naturaleza, el aire, la energía y la salud de la población”, indica Martín Castro, Gerente de Legales, Asuntos Públicos y Comunicaciones de Bridgestone Argentina. Como representante de una de las empresas que fabrica neumáticos más emblemáticas del país, Castro también incluye en su concepción de movilidad sustentable la relación con el automóvil: “Este concepto promueve, además, el uso responsable del auto, con chequeos periódicos en la presión del inflado de los neumáticos para que haya un contacto ideal del rodado con el pavimento. Este control genera un mayor rendimiento de los neumáticos, economía, confort y seguridad, además de un ahorro de combustible”.

En este sentido, cabe destacar que esta idea de traslados alternativos, que data de la segunda mitad del siglo XX, está estrechamente ligada al rubro automotor. En Tokio (Japón), por ejemplo, existen 40 mil paradas para recarga de autos eléctricos en contraposición con las 35 mil estaciones de venta de combustible, según los resultados de un sondeo reciente que llevó a cabo la marca Nissan. Es decir que la movilidad sustentable no solo apela al uso de medios que no contaminan en absoluto el medio ambiente, sino también al de vehículos cuyos consumos energéticos son ampliamente menores a las cifras que se manejan en la actualidad.

Alejandro Pazos, Gerente de Marketing y Comunicaciones de Scania Argentina, también hace hincapié en el tema de una movilidad acorde a los cambios que se vienen. “La movilidad es un factor vital para el desarrollo de las ciudades. Proveer a la ciudadanía de un transporte adecuado y eficiente es elemental para que los habitantes cuenten con una mejor calidad de vida”, explica. Bajo esa premisa, la empresa de venta de camiones, buses y soluciones promueve el desarrollo de nuevas unidades que contribuyan a crear un sistema de transporte público más eficiente y amigable con el ambiente.

En tanto, Paula Plantamura, Gerente de Comunicación Corporativa & RSE del Grupo PSA Argentina, destaca el rol abarcativo e inclusivo de un pensamiento que se arraiga cada vez más en el consciente colectivo de los ciudadanos. “A través del concepto de movilidad sustentable todos somos partícipes desde el rol que nos toca. En el marco de la comunidad interactúan las variables de convivencia, equidad, seguridad, solidaridad, ciudadanía responsable, habitabilidad y autonomía”.

La influencia in-house

Si bien gran parte de las acciones, los proyectos y las iniciativas que se llevan a cabo en favor de la movilidad sustentable se desarrollan y gestionan desde entes gubernamentales y nacionales, los organismos privados también hacen su aporte tanto dentro de sus instalaciones como fuera de ellas, con un gran enfoque en la viralización y la difusión externa. Carrefour, por ejemplo, trabaja en la concientización de sus colaboradores mediante todos sus canales de comunicación interna. Con el fin de brindarles información sobre la temática, ayuda a que cada uno de ellos, desde su lugar y posibilidades, contribuya a reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2). “Desde 2015 implementamos un sistema de carpooling para empleados, una plataforma a través de la cual la gente puede compartir el viaje de ida o vuelta al trabajo –sintetiza Candela Arias, Gerente de RSE y Sustentabilidad de la empresa multinacional de distribución–. Pero también contamos con bicicleteros para incentivar el uso de bicicletas en nuestra sede administrativa y en las sucursales”.

En sintonía, Scania también incorporó el concepto de movilidad sustentable dentro del alma de la empresa. “Si tomamos ambos conceptos por separado, podemos decir que la idea de movilidad está presente de manera categórica en nuestro core business: somos un proveedor líder de soluciones de movilidad, tanto de bienes como de personas. Además, el concepto de sustentabilidad forma parte de nuestro ADN a nivel global, ya que buscamos ofrecer rentabilidad de manera eficiente y sustentable a través de toda nuestra gama de productos y servicios”, resalta Pazos. Por su parte, Bridgestone eligió trabajar en campañas de comunicación tanto para sus colaboradores como para la comunidad en general. “Nos centramos en la capacitación sobre la importancia de chequear y calibrar la presión de los neumáticos para utilizar menos combustible y, de esta manera, reducir las emisiones de CO2 en la atmósfera”, admite Castro.

Si bien el Grupo PSA desarrolla diferentes iniciativas de RSE dentro de su programa llamado CONCIENCIA, la arista de seguridad vial es la que más se vincula a la idea de movilidad sustentable. En este sentido, la empresa trabaja de forma activa con diferentes familias que realizan dibujos de concientización que tienen alcance interno y externo para las escuelas. Dicha información se amplía con material informativo sobre cómo debe comportarse un peatón, ciclista, automovilista o conductor de moto. Esto lo realizan desde 2010 durante octubre, que fue declarado el Mes de la Seguridad Vial por la Municipalidad de Tres de Febrero.

Conocimiento y logística

Con los años, las empresas se fueron especializando cada vez más en tecnologías y acciones vinculadas a la sustentabilidad y la RSE. Desde su propia expertise, cada una de ellas adaptó los nuevos conceptos que fueron copando el mundo y los aplicaron a sus gestiones de trabajo. En esta línea, Scania trabaja fuertemente en conectividad y soluciones tecnológicas e innovadoras, ya que prevé que la eficiencia energética, los combustibles alternativos y la electrificación jugarán un papel clave en los sistemas de transporte sustentables del futuro. “Para adaptarse a estos cambios se requiere una infraestructura inteligente de todo el sistema logístico combinada con un correcto uso de la tecnología de la información y la comunicación. Por eso Scania trabaja con la sustentabilidad de una manera integral. La responsabilidad por los temas ambientales, sociales, éticos y financieros es una cuestión en la que la empresa se compromete a diario” afirma Pazos.

La logística y el planeamiento también son variables que Carrefour tiene en cuenta a la hora de desarrollar estrategias sustentables. Según explica Arias, “abastecer a 590 tiendas a nivel nacional mediante el transporte terrestre hace pensar en la mejor forma de optimizar los viajes y, a su vez, reducir las emisiones de carbono”. Para eso, la empresa mide y compara permanentemente los indicadores de ocupación, lo cual disminuye la cantidad de camiones enviados por tonelada de mercadería. El resultado es la reducción en la emisión de CO2.

Otra de las acciones vinculadas a proteger el medio ambiente es la optimización de la logística inversa. Para ello, se coordina con las tiendas la devolución de contenedores y mercadería, y se utiliza la menor cantidad de camiones posible mediantes retiros multipunto. El sistema de backhauling también se suma a la movilidad sustentable. A través de él, los camiones que entregan mercadería en las tiendas regresan con los productos de los proveedores que entregan en Carrefour. Y además de todo esto, la empresa incorporó en 2015 camiones de alta tecnología que reducen en un 30 por ciento las emisiones de carbono.

Pero la logística y el adelanto tecnológico no son las únicas dos formas de colaborar con el concepto de movilidad sustentable. Tanto Bridgestone como Grupo PSA llevan a cabo políticas educativas que se enmarcan dentro de esa idea. La empresa de neumáticos está convencida de que la educación es uno de los pilares fundamentales en todo cambio y mejora porque permite concientizar sobre una determinada problemática, ofrece herramientas para generar un impacto positivo y motiva a las personas para pensar alternativas sostenibles. Su programa “Por una conducción + ecológica”, por ejemplo, brinda diez consejos útiles que contribuyen a reducir la emisión de CO2 a la hora de emprender un viaje.

En tanto, Grupo PSA apunta al ámbito escolar. “Nuestro objetivo principal es propiciar un cambio de actitud en todos nuestros colaboradores y salir a la comunidad. Por eso nos enfocamos en un público escolar (directores, docentes, alumnos, padres, personal no docente, etc.) que participe activamente en la vida ciudadana y asuma la responsabilidad de adoptar hábitos saludables para la convivencia”, detalla Paula Plantamura. Como la empresa subraya, concretar el cambio de actitud es una acción real. Por eso una de sus iniciativas es impulsar a los alumnos a presentar propuestas para mejorar aspectos relacionados con la seguridad vial y la movilidad sustentable en sus barrios y así favorece la percepción personal de los estudiantes como sujetos activos cuyas decisiones y hábitos impactan en la vida de los demás. En esta línea de pensamiento, Plantamura reconoce que es necesario incluir estos temas en los planes de RSE de las empresas para que puedan compartirse en los sectores privado y público, y en las ONG. “Crear conciencia para mejorar la calidad de vida de todos desde el rol que nos toca (conductor, peatón, ciclista, estudiante, etc.) es la única manera de lograr el cambio. La educación, la cultura y la concientización son la columna vertebral para colaborar con una movilidad sustentable a través de una sinergia entre todos los actores sociales”, concluye.

Sector público y privado, e influencia externa

Esta unión de diferentes sectores es un paso necesario y casi ineludible para generar y difundir el cambio. Bridgestone Argentina, Scania, Grupo PSA y Carrefour, todas colaboran de alguna u otra forma con entidades estatales o gubernamentales, ya sea en mesas de trabajo, diferentes proyectos o como parte de programas específicos de origen público. Una retroalimentación que Castro define como “clave” a la hora de lograr avances en términos de movilidad sustentable. Como referente indiscutible en materia de transporte sustentable, Scania colabora permanentemente con diversos proyectos que lleva a cabo el Estado a través de sus diferentes ministerios, secretarías y entes. Un ejemplo de estos proyectos es la acción en conjunto con Cliba, a través de la cual se logró la implementación de un nuevo sistema de recolección de residuos con un alto nivel de eficiencia.

Asimismo, Grupo PSA participa de forma activa en mesas de trabajo y de diálogo impulsadas por el Gobierno de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Con el objetivo de fomentar la relación público-privada, estos encuentros buscan promover espacios de diálogo, reflexión y construcción de acuerdos en torno a una agenda común sobre RSE y sustentabilidad. “En este caso, somos uno de los principales actores en la participación de la mesa de movilidad y seguridad vial –aclara Plantamura–. Ya se realizaron tres mesas y en diciembre se hará la última con el fin de trazar los planes de acción para 2017”. El programa “Guardianes de la Seguridad Vial” del grupo fue declarado de interés general por la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

A diferencia de las anteriores, la empresa Carrefour no participa de mesas de debate, pero sí está alineada al programa Ciudad Verde, donde Movilidad Sustentable es una de sus iniciativas más importantes.

De acuerdo a la concepción del Grupo PSA, la participación de actores multidisciplinarios como los organismos públicos, el sector privado y las ONG en estas mesas colaborativas de diálogo permite intercambiar experiencias y acciones, lo que genera un “efecto contagio” en otras entidades. Y esa viralización no solo ocurre en el ámbito nacional, sino que se extiende a las sucursales del exterior y también recibe lo que se genera en ellas. En este sentido, el grupo posee una fundación que todos los años promueve el concurso a nivel mundial “Dale alas a tu proyecto solidario”, donde se invita a los colaboradores de todos los países donde el grupo está presente a participar con un proyecto que tenga relación con la movilidad sustentable. En paralelo, Carrefour se nutre de sus sucursales en el exterior, donde se realizan diferentes iniciativas como utilizar medios de transporte alternativos de mercaderías (barco, tren) o entregas de compras on-line con bicicletas. “Si bien no todas pueden aplicarse en nuestro país, compartimos la misma filosofía y apuntamos a los mismos objetivos”, reconoce Arias. De forma similar, Castro admite que dado que la movilidad sustentable es una preocupación global, cada país adapta sus estrategias según las características propias del lugar, pero en todos ellos el interés es el mismo.

Una mirada hacia adelante

Se está haciendo mucho en materia de movilidad sustentable, pero aún se necesitan cambios. Como bien define Castro, “queda un largo camino por recorrer”. Por eso, Bridgestone Argentina está trabajando en una campaña de carpooling que quiere instalar como parte de su cultura organizacional; Carrefour planea ampliar su flota de camiones sustentables y enfocarse en la concientización de sus grupos de interés; Scania busca desarrollar el primer bus a gas Euro6 doble piso, que utilizará combustible de una fuente sustentable baja de carbono y este año presentó una nueva generación de camiones de larga distancia; y Grupo PSA Argentina espera mejorar la calidad de vida de las personas a través del plan “Vida Saludable”, el cual reduciría el uso de vehículos. Así lo sintetiza Castro: “Los cambios debemos iniciarlos nosotros mismos para poder dar el ejemplo”.