Los voluntarios de la Compañía comparten los principales conceptos de seguridad vial y movilidad sustentable en escuelas públicas y privadas de Argentina.

La Caja, a través de sus voluntarios, se une una vez más para continuar con el desarrollo de talleres de educación vial, en la búsqueda de promover hábitos más seguros y ecológicos en la vía pública. Los mismos están dirigidos a chicos entre 8 a 13 años de escuelas de todo el país.

“A través de estas iniciativas, queremos seguir fortaleciendo nuestro compromiso hacia la enseñanza y fomento de la importancia de la seguridad vial y movilidad sustentable ante la comunidad y mediante nuestros voluntarios”, explica Carla Ponce, Gerente de Empleos, Clima Organizacional y RSE en la compañía. En este sentido, agrega: “Durante 2017 realizamos nuestros talleres en 7 provincias: Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Corrientes y Chacho, entre otros; para más de 700 niños. Y proyectamos alcanzar más localidades para este año”.

Al igual que el año pasado, durante el 2018, las distintas sucursales dictarán sus cursos durante el ciclo lectivo –de marzo a noviembre–; para ello se brindarán capacitaciones a los voluntarios de cada localidad sobre temáticas vinculadas a la seguridad vial y movilidad sustentable.

En el último mes, la Compañía formó parte de las jornadas de educación vial en Tandil, de la mano de la Municipalidad de la ciudad y la Organización Salgado, con quienes se desarrolló una charla abierta de Alerta Vial, como también iniciativas lúdicas y educativas en las Escuelas Primarias N°36 y N°22 donde participaron entre 35 y 50 alumnos.

De este modo, y hasta el momento, se trabajó con localidades como C.A.B.A., Mendoza, Córdoba, Tandil y Tucumán; con la participación de más de 400 alumnos en 7 escuelas.
Enseñar a través del juego

Complementar clases con atractivos juegos brinda la oportunidad de proponer a chicos espacios de desarrollo lúdicos y creativos; permitiendo además fortalecer sus conocimientos en diversas áreas.

En este sentido, cada taller de La Caja se realiza a partir de una actividad de entretenimiento liderada por sus voluntarios; así el juego consiste en una serie de preguntas y respuestas de opción múltiple donde los chicos van contestando y jugando en equipos. Al finalizar, se incentiva la reflexión en conjunto sobre los conceptos que se vieron durante el juego y se los llama a la acción: a comprometerse a ser embajadores en seguridad vial sustentable de su localidad.