La Consultora Académica en Sustentabilidad, Griselda Lassaga, nos aporta su valiosa visión sobre la RSE:

1. Tres palabras que definan responsabilidad social empresaria.

Humanidad, evolución, prosperidad.

2. ¿Con qué personaje o suceso histórico/social identificás una buena gestión de RSE?

Existe un trabajo, a veces silencioso, desde las organizaciones de base, que requieren que estemos alertas para aprender sobre la creación de ecosistemas de trabajo, con mayor inclusión, diversidad, que llevan a resignificar a
las grandes empresas lo que es RSE.

3. ¿Qué libro le recomendarías a quien gestiona la RSE de una compañía?

Blue Economy, de Gaunter Pauli, aunque más que leer hay que hacer que las cosas sucedan.

4. ¿RSE, moda o realidad?

Una idea a la que le llegó el momento de concretizar.

5. No puede faltar en la oficina del responsable de RSE…

Humildad y ganas de seguir aprendiendo “de y con” otros. Asumir que estamos en un momento histórico donde construimos, día a día, las conversaciones basadas en creencias y valores que mujeres y hombres queremos sustentar para nosotros y para las generaciones que vendrán.

6. ¿Qué obstáculos debe superar una empresa que da sus primeros pasos en la RSE?

Las empresas que dan sus primeros pasos en la RSE primero deberían revisar sus prejuicios y saber si cuentan con las capacidades idóneas para comprender que la RSE, en definitiva, es un caso de negocios.

7. Comunicación de RSE, ¿marketing o replicabilidad?

Lo óptimo sería la replicabilidad, si esta se acompaña de una buena estrategia de comunicaciones integradas en marketing, mejor.

8. ¿Cómo podemos contribuir los ciudadanos y consumidores con la RSE?

Aquí hay una clara oportunidad para las empresas. Estas son las responsables de informar sobre los materiales utilizados en la confección de una prenda o un producto. Son muchas las que han confundido su objetivo de hacer negocios. Buscan con la creación de deseos promover el consumo, pero el comportamiento del ecoconsumidor muestra otras tendencias a las que debemos estar atentos.

9. ¿Cuál es la empresa socialmente más responsable del mundo? 

¿Del mundo? Sin duda alguna, la Pachamama. Es la tierra que tiene de todo para todos, sabe de economía circular, de innovación, crea ecosistemas, recicla, reutiliza, etc. Es el más claro ejemplo de empresa socialmente responsable.

10. ¿Somos un país socialmente responsable? 

Como consultora e investigadora, colaboro con diferentes grupos, dentro y fuera del país, estamos entrando en un ciclo diferente, ya pasamos del decir a la necesidad de demostrar que se hace para ser socialmente responsables.