La Universidad del Salvador (USAL) tiene su nuevo edificio educativo con características sustentables, en la esquina de la avenida Córdoba y Montevideo. Se trata de una torre de 12 pisos, con una superficie total de 14.145 m2, que tendrá paneles de energía solar, tanques de recolección de agua de lluvia, lámparas LED, carpintería de fachadas diseñadas para evitar pérdidas de temperatura, vidrios de alto rendimiento y grifos de bajo flujo en sanitarios y cocina.

El diseño del edificio responde a un pormenorizado estudio de las necesidades de la U.S.A.L. para este complejo.  La flexibilidad en el diseño del edificio permitirá distintos ordenamientos funcionales a través del tiempo.  La reducción de las superficies comunes y la maximización de los espacios útiles permitirán obtener promedios adecuados entre estas dos variables.  Respecto de la sustentabilidad del edificio, consideraremos las normas L.E.E.D., a fin de obtener un edificio de mínima agresión al medio y de bajo consumo de energías no renovables.

En este sentido se utilizarán en el diseño dos aspectos: el diseño denominado pasivo, que no incrementa costos y que reduce en un 30% el consumo de energía y se funda exclusivamente en el diseño arquitectónico;  y el denominado de sustentabilidad activa que, a diferencia del primero, incluye generadores de energía no contaminantes.  Esta última variable incrementará los costos del edificio en un 5 % y reducirá los costos de mantenimiento.  Estos condicionantes deberán utilizarse en vista del carácter educativo del edificio.

El mismo cuenta con paneles solares para el uso de agua caliente dentro de la Universidad, tanque recolector de agua de lluvias, lámparas LED, carpintería de fachada diseñada para evitar pérdidas de temperatura, vidrios de alto rendimiento (High Performance Glass), grifos de bajo consumo en sanitarios y cocina, también con orinales e inodoros con sistema de bajo consumo de agua.

El diseño será respetuoso de su entorno edilicio. El basamento del edificio define la escala peatonal y se integra al tejido urbano inmediato.  La torre asegura luminosidad y vistas desde todas las aulas, integrándose al paisaje urbano.  Es necesario destacar que el diseño arquitectónico expresará que se trata de un conjunto edilicio destinado al conocimiento.