A través de una plataforma web, la comunidad de químicos del mundo podrá unirse y ofrecer soluciones a retos concretos para crear un mundo más agradable y sustentable. Ya está abierta la inscripción, es libre y gratuita.

AkzoNobel, compañía internacional de  pinturas y recubrimientos e importante productor de especialidades químicas y propietaria en Argentina de las marcas de pintura decorativas, Alba y Cetol, lanza Imagine Chemistry. Se trata del primer desafío mundial para detectar y colaborar con nuevas empresas y emprendedores que presenten ideas y soluciones para abordar los problemas más urgentes relacionados con la química.

Como empresa dedicada a crear todos los días productos esenciales para que la vida de las personas sea más agradable e inspiradora, la innovación resulta fundamental para AkzoNobel y es imprescindible para lograr un crecimiento atento a sus ambiciones. Por ello, su unidad de negocios Specialty Chemicals se ha unido a KPMG para celebrar este concurso que comienza en enero del corriente.

“Nuestro mundo está hecho de moléculas y nosotros creemos que la química, el dominio sobre los elementos, es esencial para hacer del mundo un lugar mejor”, explicó Peter Nieuwenhuizen, Director de RD&I (Desarrollo e Investigación) de AkzoNobel para la unidad de negocios Specialty Chemicals.

“Para llegar allí, creemos que la innovación abierta será vital, buscando ideas tanto interna como externamente para avanzar en nuestra tecnología y ganar mutuamente desde el pensamiento creativo. Imagine… con todo nuestro conocimiento de la química podemos trabajar juntos para resolver algunos de los más grandes problemas de la vida cotidiana. Es una gran oportunidad para que todos se involucren”, concluyó Nieuwenhuizen.

Imagine Chemistry se enfoca en encontrar soluciones en las siguientes cinco áreas:

• Revolución en el reciclaje de plásticos
• Instalaciones químicas sin aguas residuales
• Alternativas a los materiales sintéticos basados en celulosa
• Detergentes y aglutinantes biológicos y biodegradables
• Fuentes biológicas de etileno

Además, hay “desafíos abiertos” para ideas generales en dos áreas más: química altamente reactiva y tecnología y alternativas sustentables para las actuales tecnologías. Todos los desafíos son impulsados por la empresa y deben poder ser comercializados en un horizonte de 3 a 5 años.

Cualquiera que se registre en la plataforma online del desafío (solo disponible en inglés) y comparta sus ideas y soluciones obtendrá una devolución de los químicos expertos de AkzoNobel.

El desafío les dará a los Ganadores la chance de ver sus ideas transformadas en una realidad comercial. “Daremos acceso a clientes, inversores, expertos en la materia, mentoría y un programa acelerado, además de soporte adicional. La colaboración puede tomar varias formas: un acuerdo de desarrollo conjunto, teniendo a AkzoNobel como cliente inicial, organizando alianzas o invirtiendo en su nueva empresa. Nuestro objetivo final es innovar juntos”, agrega Nieuwenhuizen.

“Imagine Chemistry es solo el último ejemplo del compromiso de AkzoNobel para promover la innovación y hacerlo de una manera diferente”, concluye. Esto continúa con la reciente decisión de la empresa de participar en un fondo de capital de 50 millones de Euros, operado por Icos Capital, que se focalizará en invertir en las instancias tempranas de innovación de tecnologías químicas y limpias como así también en establecer un Centro de Innovación Abierto en el Centro de Investigaciones Químicas de AkzoNobel en Deventer, Países Bajos.

Para más información y participar en el desafío, visite imaginechemistry.akzonobel.com