Fueron plantados más de 3 mil millones de árboles de 20 especies diferentes. Se disminuyeron 350 mil toneladas de dióxido de carbono, el equivalente a lo que emiten 145 mil autos en promedio en un año. El terreno tiene 3350 hectáreas, con 2740 de plantación forestal. Para 2020, se planean capturar 600 mil toneladas de dióxido de carbono.

Novartis Argentina celebra el décimo aniversario de su proyecto denominado “Santo Domingo”, un predio de 3.350 hectáreas ubicado en Ituzaingó, Corrientes, que resulta el único campo de plantación forestal de Argentina dedicado a compensar las emisiones de carbono, según el mecanismo de desarrollo limpio (MDL) del Protocolo de Kioto.

En sus 10 años de existencia, se plantaron en Santo Domingo más de 3 mil millones de árboles de 20 especies diferentes que lograron disminuir 350 mil toneladas de dióxido de carbono, lo que equivale a lo emitido por 145 mil autos en promedio en un año.

En 2017, Novartis destinará 8.4 millones pesos argentinos en continuar todas las tareas de plantación y en comenzar con las podas para dejar los mejores ejemplares de cada área. Tiene como objetivos capturar 600 mil toneladas de dióxido de carbono hacia 2020 y cuatro mil millones de toneladas, para 2040.

Santo Domingo cuenta con 3.350 hectáreas, de las cuales 2.740 forman la plantación forestal, pensado para dar respuesta a la problemática del cambio climático, causado principalmente por la deforestación y la quema de combustibles fósiles.

Además, este proyecto de Novartis se desarrolla en un marco de manejo forestal responsable, con certificado N otorgado por el Forest Stewarship Council® (FSC-C004715) que cuida toda la cadena de valor del bosque de reforestación, desde las especies plantadas, la fauna local (aves, anfibios, micromamíferos), el agua y los pastizales, hasta el trabajo de los empleados y contratistas.

Este programa forestal es el eje principal de la política ambiental y de responsabilidad social del Grupo Novartis. Y es uno de los cuatro proyectos forestales sustentables de Novartis en el mundo, junto a los de Colombia, Mali y China.

Con proyectos de este tipo es que Novartis resultó la segunda empresa más sostenible del mundo, según el Informe de Compromiso de Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) 100 de la ONU.