Presentamos el informe realizado por la Fundación Mundo Marino debido a un nuevo caso de un lobo marino afectado en las playas de San Clemente del Tuyú.

Es verano. Los turistas llegan ansiosos a la playa para disfrutar de sus vacaciones. Por otro lado, a pocos metros o kilómetros de la costa, dentro del mar, durante todo el año habitan especies de fauna que recorren grandes distancias y deben superar un abanico de situaciones para sobrevivir.

Recientemente se sumó un nuevo caso a la lista de animales marinos afectados por la interacción de los turistas en las playas bonaerenses, durante la temporada de verano 2017. Se trata de un lobo marino que intentaba salir a descansar a una de las playas céntricas de San Clemente del Tuyú, y debido a la cantidad de gente que había en el lugar no podía hacerlo. En esta oportunidad, a diferencia de lo sucedido semanas atrás con 2 delfines franciscanas y 3 lobos marinos, un guardavidas colaboró manteniendo alejada a la gente del ejemplar, mientras esperaba al equipo de la Fundación Mundo Marino. El animal fue trasladado al Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Marina. Actualmente se encuentra bajo el cuidado de los profesionales, quienes verifican su estado de salud, y le brindan la asistencia necesaria para que alcance óptimas condiciones y regrese a su hábitat natural.

En el caso de los lobos o elefantes marinos, es común que salgan del agua a descansar. Para ello, resulta imprescindible que las personas no se acerquen, no los mojen, ni intenten alimentarlos. También, es probable que sus salidas a la costa bonaerense sean producto de una afección, como ocurre con las tortugas marinas, los pingüinos o los cetáceos. Por uno u otro motivo, resulta importantísimo que el animal pueda llegar hasta allí, y de ser necesario, que los profesionales lo atiendan.

Para que no continúen ocurriendo casos de animales afectados por el desconocimiento de las personas, tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Si se encuentra un animal marino herido, varado o sin vida en la playa, el Programa “Red de Rescate, Rehabilitación y Reintroducción de Fauna Marina” de la Prov. de Buenos Aires, coordinado por OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) establece que se debe llamar a la autoridad pertinente en playa, que es la Prefectura Naval Argentina, quienes inmediatamente se ponen en contacto con la institución capacitada más cercana, por una cuestión de logística y urgencia. La Fundación Mundo Marino es un miembro activo de la Red de Rescate cuya área de cobertura abarca el Partido de la Costa, Lavalle y, con la colaboración de la Fundación Verde Mar de Villa Gesell y la Fundación Ecológica Pinamar, se extiende hasta esas ciudades. La Fundación de Aquarium Mar del Plata actúa en el Partido de Pueyrredón y localidades aledañas.

Mientras el equipo de asistencia llega, lo que se debe hacer es alejar a las personas del animal, ya sea que se trate de un lobo o tortuga marina, de un ave o un cetáceo. El contacto con animales silvestres puede ser nocivo para las personas porque pueden transmitirse enfermedades, y a la vez al animal le provoca un gran estrés estar asediado por un grupo de humanos. No nos olvidemos que los animales marinos están en su hábitat y somos nosotros los que estamos invadiendo su espacio.