El martes 27 de noviembre es Un día para dar (Giving Tuesday). Se trata de un movimiento internacional que busca incentivar y multiplicar las acciones positivas. Impulsado en más de 140 países, esta acción propone “en todo el mundo, al mismo tiempo, pasar a la acción”, para darle visibilidad a diferentes causas relacionadas con el bien común y llevar adelante acciones de transformación positiva y alto impacto social.

Con este objetivo, RAGHSA se suma al programa y llevará a cabo una acción solidaria bajo su Plan de Responsabilidad Social Empresaria Legado 2018, que se inscribe en el décimo objetivo de Desarrollos Sostenibles de la ONU: reducir la desigualdad. Por eso, del 5 al 27 de noviembre, en todos los edificios corporativos de la desarrolladora se recibirán alimentos no perecederos, que luego serán entregados a la ONG Banco de Alimentos, que se encargará de repartirlos a distintas organizaciones sociales.

Para difundirlo, RAGHSA proyectará en todos sus edificios corporativos (Edificio Plaza San Martín, Madero Office, 955 Belgrano Office y Madero Riverside) un video invitando a participar a los empleados y visitantes de las empresas locatarias y explicando las tres maneras que hay para ayudar: donando alimentos no perecederos, siendo voluntario para el transporte o colaborando con la organización del armado de cajas.

Según Noelia Ormaechea, Responsable de Comunicación Institucional y RSE de RAGHSA, la solidaridad es estar disponible para el otro. “La mejor forma de expandir el bienestar y la alegría individual es compartir la alegría universal. En vez de pensar qué podemos obtener cada uno de nosotros, debemos pensar qué podemos hacer por los demás”, analiza Ormaechea. A través de sus acciones, RAGHSA se compromete y busca sembrar este valor dentro y fuera de su comunidad, esta vez, sumándose a Un día para dar Argentina 2018.