Andrés Leonard: “Tenemos que contribuir con la sociedad en la que interactuamos”

69

PRESENTE dialogó con Andrés Leonard, Director General de Scania Argentina, y nos mencionó los pilares fundamentales de la empresa en materia de Responsabilidad Social Empresarial, y cómo ve a la sociedad argentina en aspectos de conciencia ecológica.

¿Qué clase de empresa es Scania?

Scania es una familia para mí. Es una empresa que tiene valores, que tiene principios que son fuertes y que han hecho que me guste la empresa, más allá que lo que ve la gente es el producto. Scania, para mí más que nada, es un medio que está en la sociedad que intenta hacer algo bueno, dentro del ecosistema en el que trabaja. Y eso es lo que a mí me seduce.

¿Qué es la RSE para vos y para Scania?

La RSE creo que lo que es para mí también es para Scania, entonces sí hay un deber o responsabilidad que tenemos como empresarios. Somos parte de una sociedad, nos movemos dentro de un ecosistema, en este caso el sistema de transporte. Y dentro de eso tenemos, mas allá de la responsabilidad como empresa, de generar un negocio, tenemos que contribuir con la sociedad en la que interactuamos. De la forma que sea, y el cielo es el límite. Lo importante es empezar, en algún momento dar el paso y trata de ayudar, aunque sea de alguna forma, a una parte de la sociedad en la que nos movemos.

¿Querés mencionar brevemente los tres pilares sobre los que trabajan?

Por supuesto que eficiencia energética habla de esta carrera que Scania siempre ha tenido de tratar de tener la misma potencia en un motor con menor consumo de combustible, en este caso, diésel fósil. Y si hacemos un paralelismo de lo que eran los motores de cuando yo entré, hace 20 años, a trabajar a los motores que hoy Scania tiene, todavía diésel, Euro 5 en Argentina o Euro 6 en Europa, hoy podemos decir que para entregar la misma potencia el motor consume entre 20% y 25% menos de combustible. Eso es eficiencia energética, nuestro primer pilar. El segundo pilar, que apunta a los combustibles alternativos, tenemos hoy la más amplia gama de motores en el mundo que podrían funcionar con combustibles alternativos. Algunos no fósiles, y la electrificación que es un camino sin retorno, indefectiblemente hacia allá vamos y está trabajando muy fuertemente Scania para desarrollar motores no solamente eléctricos, que ya existen, sino que sean eficientes y capaces de tener una autonomía grande. Y por último, el pilar de lo que son los vehículos inteligentes. Hoy en el mundo Scania tiene mas de 350 mil vehículos que mandan información a una nube y esa información la utilizan tanto los clientes, como nosotros para dar servicios. Esa conectividad es el Internet de Las Cosas llevada a la forma en que hacemos los servicios y es un quiebre de paradigma de la forma en que nosotros podemos contactar a nuestro cliente y al vehículo para asegurar que tenga una disponibilidad mayor.

¿Cómo ves a la comunidad argentina en el aspecto de conciencia ecológica?

Argentina está en un camino. Dentro de lo que es Latinoamérica está bien, creo que es una sociedad que se preocupa por el medio ambiente. Por supuesto, en algunos sectores más que en otros, pero todavía hay un camino largo por recorrer. Mencionabas hace poco el tema de reciclado de residuos, recién creo que estamos empezando. En mi experiencia, Suecia es el paradigma de lo que es el cuidado del medio ambiente. Yo ahí recuerdo que no había forma de no separar los residuos en tu casa. Creo que hay una conciencia en los chicos, las generaciones que están viniendo tienen mayor conciencia que las generaciones arriba de 40 años. Y hay mucho por desarrollar. Pero sí veo, en comparación a muchos países de la región, que Argentina está un par de escalones más arriba.

¿Cómo surgió el proyecto de The Journey?

The Journey es una idea que surge diciendo “no estamos solos”, estamos en un camino más sustentable para las generaciones que vienen. Por supuesto que tenemos actores en nuestro ecosistema de transporte. Pero también hay otros muy buenos ejemplos en la sociedad de gente que, en su microclima, en su metro cuadrado, está queriendo cambiar el mundo. Y dijimos: “¿por qué no hacer un recorrido con nuestros camiones tratando de identificar esas muy buenas historias, por más chicas que sean, y hacerlas visibles?”. Parte de nuestra vocación de hacer un mundo mejor es que se plasme en esta comunicación de estos ejemplos que, de otra forma quizás, no llegarían a tanta gente. Y bueno, tenemos una organización regional que es una familia, nos conocemos mucho en Scania dentro de Latinoamérica, en todos los niveles. Y pensamos: “¿por qué no buscamos buenos ejemplos en Brasil, en Argentina, en Chile, en Perú, y hacemos un viaje con una bitácora y plasmamos estas buenas ideas, buenas prácticas, estas vidas que están dedicadas a mejorar el mundo y lo hacemos un poquito más masivo?”. Y así surge.