Egipto aumenta su capacidad de generación energética mediante la explotación de su potencial de energías renovables. Con la planta solar de Benban, disminuirán las emisiones de carbono del país en dos millones de toneladas.

El mayor parque solar del mundo está ubicado en Benban, en la región oriental del desierto del Sahara. Su nombre se debe a un pueblo en las proximidades de río Nilo ubicado cerca de la planta solar. La zona donde se construyó tiene altos niveles de desempleo. Para la  construcción de esta planta solar se necesitaron más de 10.000 personas. Cuando esté a pleno rendimiento, se espera generar 4.000 empleos directos.

Las condiciones climáticas particulares de la zona desértica han sido claves para la elección de la ubicación, una de las mejores del mundo. La temperatura en la zona es superior a 50°C, aunque por el contrario han tenido que instalar componentes con protección mecánica contra el polvo y los turnos de trabajo han de hacerse en las horas más frescas del día.

La mega planta solar comenzó a funcionar parcialmente en diciembre de 2017 y generará el 90% de la energía que actualmente produce la reserva Aswan. De esta manera, Egipto contará con un 20% de energía limpia para el 2022.