Cien empleados de la compañía de distintos países se reunieron en Canoa con el objetivo de construir 10 casas para la comunidad afectada por el terremoto, como parte del programa de voluntariado regional Piedra, Papel, Tijera. 

El 16 de abril de 2016 un terremoto de 7.8 grados impactó sobre la comunidad de Canoa, en Manabí, situado en el occidente de Ecuador. El 90 por ciento del poblado quedó destruido, afectando directamente la calidad de vida de los habitantes. En diciembre, empleados voluntarios de DirecTV viajaron a Canoa junto a Gonzalito Rodríguez, conductor del programa de voluntariado de la compañía, para colaborar con las personas que aún siguen padeciendo las consecuencias de la catástrofe natural.

Ya no hay escombros pero sí espacios vacíos: lugares donde antes había una casa, una escuela, una cancha o una plaza. Así encontraron el poblado los voluntarios cuando arribaron al lugar el 30 de noviembre. Sin perder ni un minuto de tiempo, comenzaron con las actividades. ¿El objetivo? Construir 10 casas en 3 días.

Para comenzar con la primera jornada de trabajo, se conformaron equipos divididos por labor que podía ser, por ejemplo, pintar, revocar, poner impermeabilizante, hacer la mezcla de cemento, entre otras. No hubo tiempo para quedarse quieto: además de las tareas de construcción, se mejoraron los caminos de ripio entre las casas donde había que sacar escombros, mover tierra y arena. Mientras, otros también pudieron pintar murales en una cancha del barrio.

Un viaje solidario y multicultural

Con la ayuda de la aerolínea LatAm, que se unió a la acción proporcionando 44 pasajes aéreos para el transporte de voluntarios de diferentes partes del continente, Latinoamérica pudo unirse por Canoa. Argentinos, uruguayos, colombianos, peruanos, chilenos, ecuatorianos: todos colaborando y tirando para el mismo lado.

Durante los tres días no hubo jerarquías, ni diferencias: solo compromiso y ganas. Esto también se notaba entre los habitantes de Canoa, quienes, después del terremoto, se solidarizaron el uno con el otro entendiendo que aquella sigue siendo la única manera de salir adelante.

Volver para siempre

El terremoto ya no es noticia y la situación en Canoa no tiene más visibilidad. Luego de siete meses, los voluntarios hicieron que se volviera a hablar de los chicos, adultos, trabajadores, docentes y familias ecuatorianas que aun no lograron reconstruir su vida. La ayuda fue tangible y a largo plazo: no construyeron refugios provisorios, sino que construyeron casas y un futuro para quienes pensaban que lo habían perdido.

Cada momento fue registrado y en abril de 2017 se estrenará el documental de la acción, un especial de Generación DirecTV que mostrará cómo trabajaron los voluntarios en Canoa y las historias de las familias afectadas.